Investigadores descubren el primer nido de abejas de plástico

Se trata del primer nido del mundo construido en su totalidad por desechos plásticos en un campo de producción de semillas de la provincia de San Luis.
Miércoles 24 de abril de 2019

 Investigadores descubren el primer nido de abejas de plástico

En la provincia de San Luis se encontró por primera vez en el mundo un nido de abejas construido enteramente de dos tipos de desechos plástico, esto informó La Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) en colaboración con el Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar de la Región de Cuyo (INTA).

Noticias relacionadas

 

 

Juan Pablo Torretta, docente de FAUBA explica que se trata de un hallazgo casual "Nuestro equipo de trabajo se especializa en estudiar cómo los insectos silvestres influyen en la polinización de los cultivos agrícolas. Ocurrió mientras relevábamos qué polinizadores había en la zona".

 Juan Pablo Torretta

Colocaron  trampas en donde los insectos suelen nidificar para poder detectar las abejas que viven solas. Fue entonces cuando registraron el el primer nido de abeja del mundo compuesto totalmente de piezas plásticas.

 

Se pudo comprobar que el insecto usó dos tipos diferentes de este material derivado del petróleo para construir las tres celdillas que componen el nido. Las primeras dos eran de un fino plástico celeste y la última de un plástico blanco y más grueso. 

 

La abeja cortó más de 20 piezas de bolsas de residuos y las colocó una por una en forma de barril dentro de la madera, afirmó Torretta.

 

El investigador señaló que no se sabe si la abeja reemplazó las hojas y los pétalos que normalmente usa para construir su nido debido a la falta de vegetación disponible, o si prefirió construirlo de plástico por alguna razón aún desconocida.

 

Lo que si se sabe es que  el uso de este nuevo material resalta la flexibilidad de estos insectos para responder a cambios en el ambiente y para emplear materiales alternativos en sus nidos.

 

"Nuestro registro no solo muestra el impacto de las actividades humanas sobre la diversidad y el comportamiento de los principales insectos responsables del servicio ecosistémico de polinización, un factor fundamental para sostener la producción agrícola. También muestra el alto nivel de contaminación por residuos de la actividad agrícola en los campos", advirtió.

Investigación
Descubrimiento
Agricultura
Abeja
ESTUDIO CIENTÍFICO

Fin del mito: desmienten que un año en la vida de un perro sean siete nuestros

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, publicaron un informe en la revista científica Cell Systems. Consideran "falsa" esta creencia popular. ¿Cuál es la verdad?
Sábado 4 de julio de 2020

Perro, animales, mascotas, NAPerros y años de vida. NA.

Un nuevo estudio llevado a cabo en la Universidad de California, Estados Unidos, desmiente por completo la creencia de que un año canino sean siete de un humano y la nueva información revolucionó a todas aquellas familias que tienen a un perro como mascota.

 

El análisis fue hecho por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, sede San Diego, y fue publicado en la revista científica Cell Systems, en que el que tildaron de "falso" al arraigado conocimiento popular.

 

De acuerdo a lo que manifestaron, es verdad que perros y humanos envejecen a velocidades distintas. De todos modos, desarrollaron una fórmula para calcular la relación basada en el cambio molecular en el ADN y cada resultado parece ser distinto según la raza del animal.

 

Agregaron que la equivalencia de uno año humano a siete de los perros fue siempre inconsistente y no muy sostenible debido a que perros de nueve meses de edad han alcanzado la madurez sexual y, utilizando una nueva fórmula tras realizar un estudio en un Labrador, llegaron a la conclusión de que un perro de un año de vida tiene la edad equivalente de un ser humano de 30.

 

"Esta relación no es constante, y la diferencia se achica en la vejez del animal. Cuando el perro llega a los cuatro años, tiene el equivalente de 52 años de edad humana. Y la tasa se reduce aún más cuando el can pasa los siete años de edad", indicaron.

 

Y siguieron explicando que la fórmula también es transferible a otras especies, ajustando por los datos particulares en el cambio molecular de su ADN.

 

Pese a que los resultados fueron contundentes, investigadores advirtieron que necesitarán realizar más pruebas en las que se incluirán diferentes razas de perros para obtener más precisión. 

Perros
Científicos
Investigación
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Analizan si las bacterias sintéticas pueden ser una pieza clave en la lucha contra el coronavirus

En Barcelona analizan piezas claves sobre la lucha contra el coronavirus a través de bacterias sintéticas.
Viernes 5 de junio de 2020

¿Cuáles son las superbacterias más resistentes? Salmonela Bacterias sintéticas analizadas para combatir el coronavirus.

Los científicos europeos en el Centro de Regulación Genómica de Barcelona llevan años estudiando. Investigan bacterias del género mycoplasma para poder desarrollar vacunas contra enfermedades respiratorias, principalmente en animales, pero también en humanos.

 

A través de avanzados métodos de investigación en biología han podido desarrollar bacterias sintéticas. Los científicos de este proyecto de investigación europeo creen que la mismas mismas herramientas podrían llevarles a desarrollar vacunas contra la COVID-19, utilizando las proteínas del coronavirus como antígenos.

 

"Una estrategia es usar estas proteínas víricas, con el fin de entrenar a nuestro sistema inmune, para que produzca estos anticuerpos y cuando llegue el virus lo pueda eliminar", asegura María Lluch- Senar, doctora en biotecnología e investigadora del centro.

 

El problema, según explica la bióloga, es que producir estas proteínas es un proceso muy costoso y, algunas veces, no es solo una proteína del virus la que interesa a los investigadores para generar anticuerpos en su contra, sino varias diferentes.

 

Bacterias sintéticas y no patógenas fueron diseñadas en este centro para generar estímulos de los sistemas inmunitarios de animales. Una vez que un microorganismo es comprendido y creado, el lenguaje universal del ADN hace posible que esa información pueda ser utilizada en otras aplicaciones biológicas.

 

"Tenemos un producto para matar bacterias que infectan el pulmón humano. La idea ahora es expresar proteínas del virus en esta bacteria que se unan al receptor de las células pulmonares humanas e impidan que el virus pueda entrar", sintetiza Luis Serrano, director del centro.

 

Además asegura que el coronavirus ha llegado para quedarse y no va a desaparecer. "Habrá que vacunarse como con la gripe, todos los años. Habrá que tener herramientas para combatirlo cuando tengas la infección y esta podría ser una de ellas".

 

Los científicos creen que su saber-hacer sobre biología sintética podría producir resultados en algunas líneas de investigación en unos 18 meses.

Coronavirus
Barcelona
Investigación