SUBA DE PRECIOS INCONTROLABLE

Estiman que la inflación de abril se ubicará por encima del 4%

La consultora de Orlando Ferreres estimó además que, con dicha suba, la variación interanual trepará a 53,3%. El nivel de precios acumula un crecimiento del 14,7% en el primer trimestre del año.
Viernes 3 de mayo de 2019

Inflación - economía argentina

La inflación de abril fue de 4,1% y la variación interanual trepó a 53,3%, según la medición realizada por la consultora de Orlando Ferreres.

 

De esta manera, el nivel de precios acumula un crecimiento del 14,7% en el primer trimestre del año, estimó el Centro de Estudios Económicos.

 

Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 4,5%, marcando una suba del 53,0% en la comparación interanual.

 

Noticias relacionadas

"La dinámica del nivel de precios de abril se vio explicada fundamentalmente por alimentos y bebidas. En particular, los rubros que registraron las mayores subas fueron Educación y Equipamiento y funcionamiento del hogar, los cuales evidenciaron una variación del 11,3% y 6,4%, respectivamente", agregó.

 

Además, existieron otros rubros que incidieron de forma significativa en el último mes, dentro de los cuales se destacan Esparcimiento con una variación del 5% e Indumentaria con un crecimiento del 4,6%.

 

Alimentos y bebidas registraron una variación de 4% explicada por los aumentos en carnes y productos lácteos, precisó la consultora.

 

En relación a la medición núcleo, arrojó una variación del 4,5% y en términos anuales se ubicó en torno al 53% y en cuanto a los bienes y servicios regulados crecieron a un ritmo del 2,2% producto de la suba en el pasaje de subte y en la tarifa de gas.

 

Los bienes y servicios con componentes estacionales lo hicieron en un 3,4% mensual.

Inflación
Precios
EX MINISTRO DE ECONOMÍA

Domingo Cavallo: “Si no hay un plan de estabilización y el gobierno no recrea confianza, puede haber un descontrol inflacionario”

El ex ministro de Economía advirtió sobre el riesgo de la emisión monetaria que lleva adelante el Gobierno en plena pandemia. Destacó la necesidad de que haya un acuerdo por la deuda para generar confianza y acceso al crédito para el sector público y privado.
Viernes 3 de julio de 2020

Domingo Cavallo, economista, economía, NADomingo Cavallo. NA.

Durante una conferencia que ha sido organizada por el Foro Argentino de Reflexión y Orientación (FARO), Domingo Cavallo, ex ministro de Economía y gestor de la convertibilidad durante el primer gobierno de Carlos Menem, advirtió sobreel exceso de emisión monetaria que lleva a cabo el gobierno para paliar la crisis en medio de la pandemia de coronavirus y en ese sentido, remarcó: “Si después del sinceramiento de precios no hay un plan de estabilización y crecimiento, y el Gobierno no recrea la confianza, puede haber un descontrol inflacionario”.

 

En ese contexto, Cavallo planteó encarar un nuevo plan de convertibilidad y advirtió que si el Gobierno no encara una reforma bien diseñada el país seguirá en estado de estanflación, por al menos cuatro años más.

 

Al hablar sobre la fuerte inyección de pesos que aplicó la gestión del presidente Alberto Fernández con el objetivo de sostener la actividad económica que resultó paralizada por el aislamiento social, Cavallo sostuvo que “va a tener que haber ajuste de precios. Un sinceramiento que va a significar una devaluación y el ajuste de muchos precios que habrán quedado atrasados”.

 

El ex funcionario de Economía remarcó que dicha situación “va a poner de manifiesto en una inflación mucho más alta” y alertó que “el gran peligro de ese sinceramiento es lo que viene después”.

 

Según Domingo Cavallo podrían venir cuatro años más de una fuerte estanflación. Consultado sobre qué mecanismos podría implementar el Gobierno para absorber los pesos que inyectó en la economía, dijo que se tendrían que pagar tasas de interés atractivas para los plazos fijos y los bonos indexados por inflación. “Pero todo eso es incompatible con la idea de conseguir tasas de interés bajas. Eso significa dificultarle el acceso al crédito al sector privado. No hay una forma sencilla de absorber los pesos de la emisión monetaria”, dijo.

 

También, manifestó que la Argentina va a tener una moneda que “va a ser papel pintado y que no es convertible” y añadió que para tener un buen sistema monetario con una moneda sana hay que pensar en una definición de la organización de la economía. Y después anunciar un plan económico de estabilización, crear confianza y poner en marcha una reforma monetaria.

 

Sobre la negociación que lleva a cabo el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los acreedores internacionales por la reestructuración de la deuda pública, indicó: “Aun llegando a una restructuración de la deuda, no creo que nos compren bonos con tasas de entre 4 y 5%. Por lo tanto no vamos a poder endeudarnos por más que haya inversores dispuestos a comprar bonos. Van a pedir tasas de 10% y así se acumula nuevamente una deuda impagable”.

 

Cavallo expresó así mismo su deseo de que la negociación llegue a buen puerto y se logre un acuerdo, aunque opinó que “el tiempo que se han tomado tiene que ver con un enfoque equivocado”.

 

Resolver la deuda tiene sentido para recrear el crédito y vuelvan a confiar en Argentina. Para que el país tenga acceso a financiamiento en condiciones normales como tienen los países del resto del mundo. Es importante para que haya crédito tanto en pesos como en dólares en Argentina también. Con tasas del 3 al 5%”, sostuvo.

 

De acuerdo al ex ministro de Economía, si la Argentina no es capaz de recrear el crédito externo e interno a tasas razonables de interés, es imposible que se produzca un aumento de la inversión.

 

No solo se necesita crédito sino también confianza para que haya capitales argentinos y extranjeros dispuestos a financiar actividades económicas en Argentina. Todo eso requiere confianza”, planteó en la videoconferencia organizada por FARO.

 

En tanto, se refirió a Guzmán como “una persona con credenciales académicas que lamentablemente considera adecuada la actitud que tiene (el premio Nobel de Economía) Joseph Stiglitz que obviamente no conduce a la creación de confianza”.

 

Ahora la negociación está trabada con una cuestión que tiene que ver con una clausula legal relacionada a futuras reestructuraciones de la deuda. Los tenedores de los primeros bonos reestructurados no quieren aceptar nuevas condiciones”, dijo Cavallo.

Domingo Cavallo
Economía argentina
Inflación
Crisis económica
SEGÚN ESTUDIO PRIVADO

Cuarentena: se profundizó la diferencia de precios de la pizza, el pan y las facturas

Los datos surgen de un relevamiento realizado en más de 100 locales a la calle de una docena de barrios de la ciudad de Buenos Aires. ¿Dónde se consigue la pizza más barata y dónde compro la docena de facturas a menos de 250 pesos?
Lunes 15 de junio de 2020

PizzaPizza

La cuarentena provocó una fuerte distorsión de precios entre productos de consumo popular, como en el caso de la pizza, que registró diferencias de hasta 215% entre la más cara y la más barata, y de hasta el 50% en las facturas, según un sondeo privado realizado en diversos barrios porteños.

 

La pizza más cara de la Ciudad de Buenos Aires se consigue en Recoleta a 660 pesos y la más barata a 210 pesos en Parque Patricios, con una diferencia de costo de 214,28 por ciento.

 

El trabajo determinó que el precio promedio de una pizza grande de muzzarella (8 porciones) es 445,75 pesos, tanto por delivery directo como en la modalidad take away, que son las únicas permitidas por el Gobierno porteño.

 

En el caso de la docena de facturas el precio promedio es de 291,25 pesos, un rubro en el que también existen diferencias de hasta 50 por ciento si se tiene en cuenta el valor tope de 360 pesos en Saavedra y los 240 de un local en Belgrano.

 

Los datos surgen de un relevamiento realizado en más de 100 locales a la calle de una docena de barrios de la ciudad de Buenos Aires, que permitió comprobar que la diferencia de valores en plena etapa de aislamiento se hizo más visible en alguno de los rubros más consumidos por los porteños.

 

La muestra fue efectuada vía web y telefónica, entre el 24 y el 27 de mayo por el Centro de Estudios Nuevo Milenio, y no se tomaron en cuenta los precios ofrecidos en las diversas aplicaciones ya que presentaban diferencias o suplementos por la modalidad de envío.

 

"Como no se puede salir a la calle a hacer el trabajo de campo nos tomamos la tarea de relevar a través de redes sociales, páginas de internet y llamados telefónicos los valores de nuestra tradicional encuesta", explicó Daniel Amoroso, director Ejecutivo del Centro de Estudios Nuevo Milenio.

 

Aclaró que el relevamiento se efectuó "de forma directa con los comercios y no a través de las aplicaciones de reparto porque encontramos diferencias importantes, no sólo en el recargo que aplican sino también hay bastante distorsión entre lo que los negocios cobran en forma directa con respecto al cliente que llama por reparto".

 

Los barrios incluidos en la muestra fueron Boedo, Parque Patricios, Devoto, Caballito, San Nicolás, Palermo, Belgrano, Núñez, Saavedra, Coglhan, Villa Urquiza y Recoleta.

 

"Otros años las franquicias del rubro tiraban para abajo el precio de la factura, pero en esta oportunidad se comprobó que están casi en el mismo precio que el resto de la mayoría de confiterías y panaderías", señala el estudio.

 

En cuanto al pan pudo verificarse que el fuerte control que ejercen las cámaras del ramo achatan las diferencias a sólo un 25 por ciento, ya que el kilo de pan francés más caro se encontró a 160 pesos (tope para muchos locales distribuidos en todos los barrios) y el más barato a 120 en Coghlan.

Cuarentena
Precios
Pizza
Facturas
Pan