Jimena Barón, actriz y cantante"La Cobra" se confesó.

La actriz y cantante Jimena Barón realizó una extensa entrevista donde habló de todo sin tapujos: su presente, sus amores y lo que vivó con Daniel Osvaldo.

 

“No creo que vuelva a enamorarme de esa manera, porque estuve increíblemente enamorada de ese señor”, reconoce Jimena Barón, hablando de Daniel Osvaldo. En un íntimo diálogo con el doctor Abadi, “La Cobra” abrió su corazón y confesó sus debilidades.

 

Trabaja desde los 9 años, y se hizo cargo de los gastos de su hogar (que su padre abandonó cuando tenía 4 años) desde muy pequeña. Esto la llevó luego a querer independizarse en la adolescencia, y se fue a vivir sola, aún muy joven. Después, viajó a Nueva Zelanda un año, para “sentirse normal”.

 

Noticias relacionadas

¡Hay un 0800 Jimena!”, bromeó, pero aclara que esto no siempre es bueno para ella.

Jimena Barón - Instagram

“Me atrae y me enamoran mucho las falencias y las vulnerabilidades de la gente, tanto en las parejas como en las amistades. Las personas rotas me parecen atractivas”, contó. Y se define como muy exigente, tanto en lo laboral como en lo personal. “Yo hago todo y controlo todo, porque cuando dejo de hacerlo las cosas no salen igual y no tienen mi sello”, explicó en diálogo con Clarín.

 

Sé lo que soy como pareja y sé lo que doy; pretendo recibir lo mismo. De lo contrario, no tengo tiempo ni energía”, comentó, pragmática, Jimena Barón.

Jimena Barón - La Cobra éxito en YouTube

 

Siempre di, di, di. Con el padre de mi hijo me pasó eso. Yo me enganchaba en esa y decía: ‘Bueno, quiero ayudarte a que hables con tus dos ex para que no se peleen con vos y seamos todos amigos y comamos un asado con ellas y con los hijos que tuviste’. Era como Heidi. Ahora eso se me terminó”, reveló.

 

“En el amor, si vuelve a suceder, ya sé dónde me tengo que ubicar”, aseguró Jimena Barón.


Respecto a cómo ve la mirada de afuera, dijo: "El afuera no me interesa mucho. Y creo que esto de que no me interese es a propósito. Trabajo en mi adentro y en mi mensaje, en mis letras, en lo que quiero disparar. Ahora, no me hago mucho cargo de dónde caen las balas y qué sucede con eso. Es muy difícil bajar la información del afuera, porque ¿qué es el afuera? Están las redes, está la calle, está la gente que viene a mis shows, está mi familia, están mis amigos".