Los equipos de rescate buscan en el sitio de un deslizamiento de tierra, después de fuertes lluvias en el barrio de Vila Ideal en Belo Horizonte, Brasil, ReutersEquipos de rescate buscan en el sitio de un deslizamiento de tierra, después de fuertes lluvias en el barrio de Vila Ideal en Belo Horizonte, Brasil, Reuters

Al menos 37 personas murieron y otras 17 se encuentran desaparecidas por las lluvias que azotan en los últimos días el estado de Minas Gerais, en el sudeste de Brasil, por lo que el gobierno local declaró hoy la situación de emergencia en 47 ciudades.

 

Además, 14.000 personas debieron abandonar sus viviendas por amenazas de deslizamientos o inundaciones, informó la Defensa Civil.

 

Las autoridades estiman que las lluvias ya comenzarán a bajar su intensidad, aunque advierten del riesgo de nuevos deslizamientos en nueve ciudades del área metropolitana de Belo Horizonte, Sabará, Río Acima, Brumadinho, Contagem, Nova Lima, Betim, Ribeirao das Neves, Ibirité.

 

Noticias relacionadas

La cantidad de precipitaciones del jueves y viernes fue la más alta de la historia desde que comenzó el monitoreo en 1910.

Inundaciones en Brasil

A su vez, los temporales causaron desbordamientos de ríos, caídas de árboles y postes del tendido eléctrico, el desplome de un edificio en construcción y bloqueos de carreteras, entre otros daños.

 

Ante las graves consecuencias, la alcaldía de Belo Horizonte declaró el estado de emergencia, suspendió las actividades en las escuelas municipales y solicitó a los centros educativos privados que tomen la misma medida.

 

En tanto, la Defensa Civil, el Departamento de Bomberos y el Ejército continúan trabajando en las zonas más afectadas.