Camas de terapia intensiva, coronavirusCamas de terapia intensiva.

La curva de contagios por coronavirus en Argentina está en ascenso con 200 muertos en lo que va de junio y con 372 personas en terapia intensiva. Ante este panorama las autoridades deben responder a quién se le deben asignar un respirador o cama en terapia si es que el sistema sanitario colapsa.

 

El sector privado, ante la falta de uno en el sistema público, tiene su protocolo basados en lo que ocurrió en países como España, Italia y Estados Unidos.

 

El protocolo fue aprobado por 17 sociedades médicas de las distintas especialidades requeridas para la atención de los infectados como La Sociedad Argentina de Medicina (SAM), la Asociación Argentina de Medicina y Cuidados Paliativos (AAMYCP), la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y la Sociedad Argentina de Emergencias (SAE).

 

Noticias relacionadas

La edad de los pacientes críticos no es el primer indicador clave para la asignación y retiro de la asistencia respiratoria mecánica. Sin importar la edad deben tratarse como prioridad los casos graves que presentan compromisos orgánicos que requieren estabilización a través de la administración de algún cuidado intensivo, con pronósticos de recuperación "lo más consistentes posibles".

 

¿En qué casos se asignan retira un respirador? La decisión se basa "por el agotamiento de todas las alternativas disponibles" y que es "la ventilación manual operada por familiares o voluntarios en contextos de desastre y de extrema necesidad".

 

Para decidir quién debe recibir un respirador artificial se debe tener en cuenta el “beneficio clínico, considerando el pronóstico, la presencia de enfermedades subyacentes y concomitantes, como así también la duración previsible en la utilización del recurso".

 

“Cada clínica o sanatorio debe valorar la posibilidad de generar un consenso propio en base a su realidad local", explican especialistas.