PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Cuarentena en el AMBA: fuertes controles en los accesos a la Ciudad y transporte público

"Los sensores que tiene la Secretaría de Transporte en las principales avenidas porteñas registraron hasta el momento una circulación de 32 mil vehículos, que representa una caída del 7% respecto a la semana pasada", señalaron las fuentes oficiales.
Lunes 29 de junio de 2020

Controles en los accesos, coronavirus en Argentina, cuarentena, móvil Canal 26

Por las autopistas de la Ciudad circularon esta mañana 33 mil vehículos, lo que significa 19% menos que el lunes pasado, informó el gobierno de la Ciudad, a la vez que se registraban largas filas de autos en los accesos debido a la intensificación de los controles para evitar la circulación de personas no autorizadas en el marco del aislamiento que rige por la pandemia de coronavirus.



"Los sensores que tiene la Secretaría de Transporte en las principales avenidas porteñas registraron hasta el momento una circulación de 32 mil vehículos, que representa una caída del 7% respecto a la semana pasada", señalaron las fuentes oficiales.



Es que a partir de hoy se reforzaron los controles en el transporte público y en 40 accesos a la ciudad de Buenos Aires, con retenes en los pasos habilitados, para evitar la circulación de personal no esencial.



Los agentes de la Policía de Ciudad, de Tránsito y de Prevención se encontraban ubicados desde esta mañana en los 40 accesos vehiculares a la Ciudad de Buenos Aires, en el transporte público y en los 26 pasos peatonales.



También se realizaban controles a usuarios de transporte público en los distintos Centros de Trasbordo, corredores de Metrobús, ingresos al subte habilitados y sobre las líneas de colectivo que circulan dentro de la Ciudad.



Entre las claves para circular en la nueva fase, se recordó que los trabajadores esenciales deberán volver a tramitar antes de mañana martes a la medianoche sus permisos, que pueden llevar en forma impresa, digital o en la aplicación Cuidar.

Noticias relacionadas



El transporte público es sólo para el personal esencial, es decir, para algunos de los trabajadores de los 30 los rubros habilitados como esenciales, como personal de salud, de seguridad y transporte.



También se habilitarán permisos especiales que tendrán 24 horas de duración y sólo podrán tramitarse dos veces a la semana para padres y madres separados, trámites impostergables y urgencias, la asistencia a familiares y las personas que estén realizando un tratamiento prolongado.


Con estos permisos se podrá utilizar el transporte público y, para ello, se deberá consignar el número de tarjeta SUBE a la hora de realizar el trámite.



A la vez, se controlará el uso de tapabocas y, para quienes no respeten la medida, se prevén sanciones de $10.700 a $79.180 y/o inhabilitación.

Coronavirus en Argentina
Cuarentena
controles
Transporte público
Canal 26 (categoria)
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Organizaba marchas anti cuarentena y murió por coronavirus

Angel José Spotorno era jubilado y minimizó los riesgos de la pandemia hasta que aparecieron los primeros síntomas. Falleció en su casa, a pesar de haber consultado a la línea 107 y acudir al hospital.
Lunes 6 de julio de 2020

anticuarentenista fallecidoÁngel José Spotorno falleció por coronavirus a los 74 años. 

Jubilado y a sus 74 años, Ángel José Spotorno estaba muy activo. Falleció el 16 de junio por coronavirus en su departamento del barrio porteño de Mataderos. La enfermedad lo encontró después de hacer una actividad riesgosa, pero que disfrutaba desde antes de la pandemia: organizar acciones callejeras políticas desde las redes sociales. Spotorno descreía que le pudiera pasar algo y estaba enfurecido contra el aislamiento preventivo y obligatorio.

 

“De los 90 días que vivió en cuarentena, unos 85 habrá estado en la calle. Él siempre se cuidó mucho, no tenía ninguna enfermedad ni había tomado nada. Era mi único primo hermano. Teníamos muy buena relación”, recuerda Marita Riera. Ángel enviudó hace cinco años y siguió adelante. Padre de dos hijas y abuelo de dos nietos.

 

Radical de toda la vida, con el correr de los años se incorporó a las filas del PRO y se convenció del proyecto de Mauricio Macri. En su Facebook aparece con fotos con algunos dirigentes, como los diputados Cristian Ritondo y Fernando Iglesias y fue uno de los convocantes a las movilizaciones de apoyo a Juntos por el Cambio durante la campaña electoral de 2019. Le encontró el gusto al activismo virtual. Se la pasaba hasta altas horas de la madrugada en las redes sociales, compartiendo flyers y comentarios políticos. La realidad es que la pandemia no le significó un mayor cambio en su rutina, solo que radicalizó su opinión contra el Gobierno y el kirchnerismo.

 

“Tenía un montón de nombres en Facebook y era administrador de grupos de Whatsapp diferentes. Lo bloqueaban a cada rato. Estaba entretenido. Decía que los comunistas no tenían que volver y que no quería ver una bandera roja. Era muy cómico, nos gustaba escucharlo”, comentó Riera.

 

El punto de quiebre fue cuando empezó a ir a las movilizaciones anticuarentena en el Obelisco en pleno aislamiento. En las primeras marchas, Spotorno llegó a aparecer en un programa de televisión y hasta demostró su enojo a las cámaras con el clásico gesto de “fuck you”. Ángel siguió participando de las movilizaciones. Habrá estado en al menos dos de las iniciativas de los “autoconvocados” de los grupos “Argentina no se rinde” y “La República nunca será roja”, las páginas de Facebook que administraba. Siempre se tomó colectivo para ir a las marchas y no evitaba el distanciamiento social recomendado. Corría el mes de junio.

 

Spotorno empezó a sentirse mal y a faltarle el aire. El día 10, se fue al Hospital Álvarez y en la guardia le midieron la temperatura, le recomendaron tomar paracetamol y hacerse vapores de de sal. Ya con algo de mucosidad, a los tres días concurrió de nuevo, pero los médicos le diagnosticaron que debía ser una alergia, por lo que le sugirieron que abra las ventanas de su casa. Desde entonces ya no volvió más y, según Riera, se comunicó en varias oportunidades con la línea 107.

 

De acuerdo a la reconstrucción que pudo hacer la familia, el lunes 15 Ángel conversaba por chat con una compañera de partido hasta que, súbitamente, dejó de contestarle los mensajes. La última conexión quedó marcada a las 22.20. Por casualidad, la misma mujer le había solicitado hacía un tiempo a Ángel el número de sus hijas para tener su contacto ante cualquier eventualidad. Su correligionaria dio el aviso a la familia que algo estaba pasando. Pero la primera teoría fue que podría estar sin luz o con la batería agotada del celular.

 

Al día siguiente, Spotorno continuaba sin responder. Una de las hijas fue hasta el departamento y tocó el timbre. Nuevamente no hubo respuesta del otro lado del intercomunicador. Le tocó el timbre a otro vecino para que compruebe el domicilio de su padre. La puerta, cerrada desde adentro. Fue entonces cuando llamaron al 911 y con la asistencia policial lograron entrar. Allí estaba el padre: yacía sin vida sentado en uno de los sillones al frente del televisor.

 

En un principio se creyó que su fallecimiento se había producido por un infarto. Al ser una muerte dudosa y en plena cuarentena, el juzgado interviniente colocó una faja en la casa. El departamento requería ser desinfectado y había que resolver algunos temas prácticos. Los gatos de Spotorno, por ejemplo, seguían dentro del domicilio y requerían ser alimentados y recuperados. Cuando logró ingresar a la casa, su prima hermana pudo comprobar, al igual que las hijas, que Ángel había dejado un termómetro sobre una de las mesas. Marcaba 38 grados.

 

El creía que era un resfrío como cualquiera. Era anti. Se murió pensando que tenía una alergia, aunque se asustó un poco cuando me dijo ‘me la pesqué‘. Me preocupa porque no sé cuanta gente debe estar pensando lo mismo. Él me decía: ‘Me voy caminando a todas partes, no me va a agarrar nada'. Ni sé si usaba barbijo. Y saludaba a todos, hasta al policía de la esquina. 

Coronavirus
Muerte
Cuarentena
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Trotta: "Fuera del AMBA, podemos pensar en un regreso a las aulas"

"Tenemos un desafío dual hasta que haya una vacuna contra el Covid-19. Estamos trabajando en un protocolo que permita el regreso seguro a las aulas", subrayó el ministro de Educación Trotta en declaraciones radiales.
Domingo 5 de julio de 2020

Clases, coronavirus en ArgentinaVuelta a clases.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmó hoy que el sistema educativo tendrá un "desafío dual hasta que haya una vacuna contra el Covid-19", por lo que los alumnos volverán a las aulas "algunos días", en tanto, asistirán a las mismas menos alumnos.
  

"Tenemos un desafío dual hasta que haya una vacuna contra el Covid-19. Estamos trabajando en un protocolo que permita el regreso seguro a las aulas", subrayó Trotta en declaraciones radiales.
  

El ex rector de la UMET manifestó que "cada provincia está en una situación distinta a la que está el AMBA": "En el resto de las provincias podemos pensar en un regreso a las aulas".
  

"Lo primero que tenemos que hacer es correr el horario de ingreso para no hacerlo coincidir con la hora pico del mercado de trabajo", consideró.
  

En ese sentido, remarcó que "en un aula donde había 30 estudiantes, ahora van a ir 15 o 10": "Se van a tener que restringir los contactos entre los chicos de otros grados".
  

También expresó que, en esta vuelta a clases, "el recreo va a tener que dejar de ser un encuentro entre chicos de grados distintos y van a tener que salir en horarios escalonados".
  

"La forma de resolver esto es que haya clases algunos días en la escuela y otros en la casa", subrayó.
  

"En el hogar hay que seguir con el plan establecido por el docente. Esta es una manera de reestablecer el vínculo entre alumno y docente", indicó.
  

Asimismo, expresó que, en base al "enorme esfuerzo" que se está haciendo, los alumnos no podrán repetir este año.
  

"No se puede aprender en el hogar lo mismo que se aprende en la escuela. Vamos a garantizar que se incorporen todos los saberes. Estamos trabajando en lo que es la unidad pedagógica", aseguró.
  

Por último, remarcó que se está trabajando para darle una respuesta salarial a los docentes: "Estamos discutiendo los distintos aspectos que incluye la paritaria nacional, por supuesto en una situación muy compleja".

Coronavirus en Argentina
Clases
Nicolás Trotta
Cuarentena