Polémica invitación.

Las alarmas se encendieron en Quilmes tras conocerse que un grupo de 300 personas, aparentemente recuperada de coronavirus, pensaba realizar una fiesta el sábado 4 de julio bajo el nombre "Not Covid Party”.

 

Las autoridades del municipio ya se encuentran trabajando y anunciaron que lo impedirán.

 

"Ya somos muchos los recuperados. Muchos los que contribuimos con nuestra donación de plasma. Ahora pregunto, ¿está mal que después de tanto tengamos un pequeño festejo en honor a la salud?", plantea uno de los anuncios.

 

Noticias relacionadas

Alberto De Fazio, el secretario de Comunicación y Relaciones Institucionales del municipio, dijo: "Resulta increíble que a esta altura de la emergencia en la Argentina, donde le estamos pidiendo un esfuerzo a la comunidad hasta el 17 de julio, esta gente pretenda violar el decreto del Presidente y el sentido común”.

 

"Violarían el artículo 205 y el 239 del Código Penal, que es la propagación de una enfermedad de esta naturaleza. Es muy grave. Creo que no son conscientes", comentó sobre la sanción.

 

"No lo van a hacer porque lo vamos a impedir. Ya estamos trabajando para detectar dónde va a ser. No va a suceder de ninguna manera", cerró.