Fernanda Raverta, titular de ANSES, NAFernanda Raverta, titular de la Anses. NA.

La directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, aseguró que la pandemia dio "oportunidades" para mejorar la "capacidad de compra" de los jubilados y la "inclusión" de 9 millones de personas "bancarizadas" a partir del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

 

En ese contexto, manifestó que "hay que garantizar un piso de oportunidades para acceder a un trabajo formal que dignifique", y anticipó que se "está pensando en una nueva fórmula de movilidad, que garantice una mejora en los ingresos y que siga reactivando la economía".

 

Sobre el aumento otorgado recientemente al sector pasivo, Raverta precisó que "más del 80% de los jubilados y jubiladas pueden ganarle a la inflación", y eso les permitirá "estar mejor con su capacidad de compra y no perdiendo frente al aumento de precios".

 

Noticias relacionadas

Consultada sobre cómo evalúa la cuarentena desde su área de gestión, resaltó: "La pandemia nos tiene que dar la posibilidad de sumar oportunidades sobre algunas de las cuestiones más críticas que se fueron generando".

 

En ese sentido, Raverta puso de ejemplo que "estas 9 millones de personas queden bancarizadas y que se tengan, desde ANSES, sus datos para después pensar otras posibles prestaciones futuras, otras formas de construir derechos".

 

"Trabajamos todos los días, todas las horas de nuestra vida desde hace más de un mes, para que el organismo se saque un 10. ¿Y cómo se saca un 10 este organismo? Bueno, acompañando con mucha empatía y con mucha sensibilidad a cada familia argentina", destacó la titular del organismo.

 

Raverta, en tanto, dijo que busca que "todos los argentinos y argentinas sientan que este organismo y el Estado está para acompañarlos, para darles protección".

 

Por otra parte, la funcionaria aseguró que durante la pandemia se está "atravesando un tiempo excepcional, con mucho compromiso, instrumentando una política pública de protección y cuidado", al sostener que el IFE que se pagó dos veces por un monto de 10 mil pesos "es una medida que volcó mucho dinero en los comercios de proximidad, ya que este ingreso ha ido, principalmente, a la compra de alimentos".

 

Sobre su decisión de impulsar la bancarización a los beneficiarios del IFE, la funcionaria precisó: "Es un desafío, con un nuevo cronograma de pago ordenado, pero que además tiene esta posibilidad de terminar con los casi 9 millones de argentinos y argentinas cobrando con una cuenta en el banco".

 

Explicó que cada beneficiario, "a partir de ir al banco a buscar los 10.000 pesos, ahí mismo realiza el trámite para que queden con una cuenta bancaria, es decir con una CBU, para posibles tiempos nuevos donde de nuevo haya que pensar prestaciones".
"Por eso es importante que en cada paso se vaya incluyendo a cada una de las familias de la mejor manera posible", agregó Raverta.