Nadia Podoroska y Diego Schwartzman, tenis, Roland Garros, REUTERSNADIA Y DIEGO, DOS PARA EL TRIUNFO EN PARÍS. REUTERS

POR TEO COQUET

Todo comenzó por la mañana con la oriunda de Rosario. De ser la chica de la qualy, a ser la semifinalista de Ronald Garros. Hay que resaltar que no había una jugadora Argentina en semifinales de este certamen desde 2004 (la última había sido Paola Suárez). Hoy, la número 1 de Argentina rompió ese maleficio y espera por la ganadora del partido entre Trevisan y Swiatek.

Noticias relacionadas

 

No le importó que enfrente suyo esté Evina Svitólina, la 5 del mundo que salió campeona del Masters 1000 de 2018. El dominio del partido fue todo suyo (6-2 y 6-4) y, a base de derechas profundas, drop shots y paralelos de revés, pasó a su primera semifinal en el segundo Grand Slam que disputa en su carrera. ¿Su recompensa? La mujer de 23 años se metió dentro del top 50. Nunca antes lo había logrado. Antes de arrancar el torneo se posicionaba como 131 en el ranking WTA.

 

El segundo plato del menú celeste y blanco llegaba después de ese encuentro. Diego Schwartzman debía enfrentarse ante el número 3 del mundo y último campeón del US Open, Dominic Thiem. La parada iba a ser dura, ya que algunos mencionan al austríaco como el heredero de Rafa Nadal en polvo de ladrillo. De hecho, la bestia española declaró que es el tenista con mejor físico en la actualidad. Pero venía de un encuentro movido, de 5 sets ante el joven francés, Hugo Gaston. Y por el otro lado, el tenista argentino no habia cedido un set en todo el certamen, acortando los tiempos, jugando un gran tenis y ganando estado físico.

 

El partido fue una maravilla. 5 horas y 8 minutos de tenis puro, con 5 sets (7-6 (1), 5-7, 6-7 (6), 7-6 (5) y 6-2) inolvidables. ¿Por qué imposible no recordarlo? Diego se metió por primera vez en su carrera en semifinales de un Grand Slam y además, será top ten, un objetivo con promesa incluida que tenía como deuda en su carrera. Su defensa y la constancia lo llevaron a quedarse con un boleto de semis donde se cruzará ante el ganador de Rafael Nadal y Jannik Sinner. Todo parece indicar que Rafa tendrá revancha ante el Peque, que lo sacó en cuartos del Masters 1000 de Roma.

 

Nadia y Diego lograron por primera vez en 16 años que haya un varón y una mujer de nuestro país en semifinales de Grand Slam en singles, tras Roland Garros de 2004. Los que dijeron presente en aquella edición fueron Gaston Gaudio, Guillermo Coria, David Nalbandian y Paola Suárez. La jornada de hoy es de esos días que te vas acordar para siempre. De esos partidos que sabes donde y con quien los viste. Schwartzman y Podoroska traen alegrías a la Argentina cuando más se la necesita. Los peques caminan a lo grande por París.