Elisa Carrió, Foto NAElisa Carrió. Foto: NA.

La quita unilateral de la Coparticipación de manera unilateral establecida por el Gobierno en perjuicio de la Ciudad de Buenos Aires, sigue generando más cruces y controversias. En este caso, ha llegado la reacción de Elisa Carrió, exdiputada y dirigente de la Coalición Cívica-ARI. Carrió dejó oír claramente sus críticas sobre el proyecto del Oficialismo que pretende ampliar la quita de fondos coparticipables que recibe la Ciudad de Buenos Aires.

 

“Es una embestida, un atropello guarango, antidemocrático e inconstitucional”, dijo sobre la medida que cuenta hasta el momento con media sanción en la Cámara de Diputados y debió regersar a la Cámara Alta luego de algunas modificaciones.

 

“¿Cómo es posible que Tierra de Fuego con 200 mil habitantes reciba el mismo porcentaje que los habitantes de Capital? Cuando yo pago impuestos, hablo de los contribuyentes de la Ciudad de Buenos Aires, los impuestos deben volver a mí de alguna manera. La Ciudad en esa recaudación es la más solidaria de todas con el resto de las provincias pobres”, manifestó muy ofuscada Carrió en una entrevista televisiva.

 

Noticias relacionadas

También sostuvo: “La Ciudad no está pidiendo el 22%, ni el 20% ni el 15%; está pidiendo un porcentaje mínimo porque además hay que entender algo: cuando los chicos del interior tienen que venir, vienen al Garrahan, que lo sostiene una mitad la Ciudad y una mitad la Nación. El 58% viene de la Provincia de Buenos Aires, pero no aporta”.

 

“Nosotros somos el centro médico de la Argentina. La quita es el equivalente al 80% del presupuesto del Ministerio de Salud. Es una injusticia histórica”, destacó la exdiputada.

 

De este modo, Carrió se plegó al duro mensaje de Horacio Rodríguez Larreta, quien apuntó contra Alberto Fernández luego de que el kirchnerismo avanzara en Diputados con la quita de fondos al territorio porteño, mientras el país aún transita la crisis sanitaria y social que deja la pandemia de coronavirus.

 

Así mismo, Carrió dijo que advierte la movida kirchnerista como una decisión de ubicar a Rodríguez Larreta como principal rival político. “Larreta tiene templanza. Toda estrategia tiene un momento de cierta oscuridad, pero no hay que alterarla ni corrernos del medio. Sus propias contradicciones (del oficialismo) se van a desencadenar en el otro costado del túnel. Ella (Cristina Kirchner) quiere mandarnos a las rocas, pero los que se van a ir a las rocas son ellos”, sostuvo.