Claudio Ariel Pazzi, primer paciente con COVID en ArgentinaClaudio Ariel Pazzi, primer paciente con COVID en Argentina.

El primer contagiado de Covid-19 en el país dijo que si no hubiese ido al médico apenas llegó de viaje desde Europa no se iba a enterar que estaba enfermo porque no tuvo casi síntomas.
  

Se trata del empresario Claudio Ariel Pazzi, de 44 años, quien el 3 de marzo del año pasado, se convirtió en el primer caso de coronavirus de Argentina, tras obtener el resultado de su test PCR.
  

Pazzi había viajado en febrero a Italia, más precisamente a la ciudad de Milán, donde participó de varias ferias internacionales y exposiciones del mundo de la moda.
  

El empresario afirmó que esta seguro que si no iba directo a la clínica el día que regresó del viaje no se hubiese enterado de la enfermedad y que "hubiese sido un paciente asintomático", porque no tuvo casi síntomas.
  

Según contó, el 1 de marzo arribó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, allí le tomaron la fiebre pero no tenía y se fue directo al médico por un poco de tos y porque había sentido una transpiración "extraña" en el cuerpo.
  

"Había vuelto de Italia, llegué y me internaron. Había ido a Milán a la exposición de la moda. Cuando viajé allá estaba todo normal. Se hacían las actividades normalmente. No había barbijo ni nada, todo funcionaba con normalidad", relató el hombre.
  

Noticias relacionadas

En declaraciones al canal de noticias TN, Pazzi comentó que en el viaje durmió 12 horas de las 14 horas que dura el vuelo, y que "por eso no me di cuenta de nada".
  

"Pero por esa transpiración me fui directo a la clínica. Estaba bien no es que me sentía mal, pero a la semana siguiente tenía que viajar a Brasil y quería que me vieran los médicos", relató.
  

Y continuó: "Me iban haciendo todos los chequeos y me daban bien, y ahí fue cuando la enfermera me dijo que me tenía que hacer el PCR".
  

Dos días después el resultado positivo del hisopado lo dejó internado durante 14 días en el Sanatorio Agote, del barrio porteño de Recoleta.
  

Desde entonces, Pazzi dona sangre todos los meses, según contó, al BioBanco de Enfermedades Infecciosas (BBEI), que está en la Facultad de Medicina de la UBA y hasta el día de hoy tiene anticuerpos.