Atentado embajada de Israel - ConmemoraciónEl horror en Buenos Aires.

El martes 17 de marzo de 1992 era un día caluroso y de cielo despejado en la Ciudad de Buenos Aires cuando a las tres menos cuarto de la tarde se escuchó una fuerte detonación y se divisó un hongo de humo negro de 60 metros de altura. La Argentina acababa de sufrir un atentado terrorista en la sede de la Embajada de Israel.

Noticias relacionadas

 

22 personas perdieron la vida y 242 resultaron heridas. Una camioneta F-100 manejada por un suicida y cargada de explosivos se estrelló contra la sede la embajada y del consulado israelí, ubicado en la esquina de Arroyo y Suipacha.

 

Jorge Cohen, sobreviviente atentado Embajada de Israel en Argentina.

 

En su fallo de 1999, "la Corte Suprema tuvo por probado que el hecho fue causado por la explosión de una carga que había sido acondicionada en la parte posterior derecha del interior de una camioneta Ford F 100".

 

Esa camioneta circuló por la calle de la embajada y "ascendió a la vereda con sus dos ruedas derechas" antes de explotar, destruyendo completamente el edificio de la sede diplomática y dañando otros edificios en las inmediaciones.

 

La resolución judicial estableció que el atentado fue llevado a cabo por el grupo Yihad Islámica, brazo armado de Hezbolá, que se atribuyó la responsabilidad del hecho al día siguiente de ocurrido.

 

Informe sobre el atentado contra la embajada de IsraelInforme sobre el atentado contra la embajada.

 

Galit Ronen, embajadora de Israel en Argentina

 

Al día de hoy la Justicia argentina no detuvo, no juzgó ni acusó penalmente a nadie por el atentado que dejó 22 muertos y 242 heridos.

 

Gabriel Ben Tasgal. Especialista en Terrorismo Islamico.