Roman AbramovichRoman Abramovich, dueño del Chelsea, habría presentado síntomas de envenenamiento luego de una reunión en Kiev a principio de mes, que tenía como objetivo las negociaciones por la paz entre Ucrania y Rusia.

 

Según informó The Wall Street Journal, “después de una reunión en la capital ucraniana, Abramovich, que ha viajado desde Moscú, Lviv y otros lugares de negociación, así como al menos dos miembros de alto nivel del equipo ucraniano, desarrollaron síntomas que incluían ojos rojos, lagrimeo constante y doloroso y descamación de piel en sus caras y manos”. De todas maneras, señalaron que la vida de ninguno de los afectados corre peligro.

 

Según informó el medio estadounidense, los responsables del ataque serían los miembros de un grupo integrado por el ala más radical del Kremlin, con la intención de realizar un sabotaje a las negociaciones para la paz en Ucrania. La reunión se habría llevado a cabo el 3 de marzo.

 

Según The Times, el dueño del Chelsea habría ido hacia Estambul el miércoles pasado para reunirse en Moscú con Vladimir Putin, a quien le habría entregado una nota escrita a mano por el presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky. La respuesta de Putin fue contundente: “Diles que los aplastaré”.

 

Abramovich se encuentra en medio de una crisis financiera totalmente inesperada para él hace unos meses, ya que el Gobierno británico le congeló los activos por su cercanía con Putin y tampoco puede vender al Chelsea, club del que es propietario desde el 2003.

 

La canciller británica, Liz Truss, explicó que el congelamiento de los activos del magnate ruso alcanza las 15.000 millones de libras esterlinas, mientras que el primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró: “No puede haber refugios seguros” para aquellos que apoyaron la invasión de Rusia a Ucrania.

Noticias relacionadas

Conflicto Rusia-Ucrania
Internacionales (Mundo)
Rusia
Envenenamiento
Chelsea
Roman Abramovich