Lobos Laguna Foto Turismo Lobos.tur.arKayak en Lobos. Foto: Turismo Lobos.tur.ar

 

A la vez tan cerca y tan lejos, las lagunas de Lobos y Chascomús son las atracciones favoritas para los bonaerenses agobiados por el ritmo frenético de la ciudad. 

Tienen un origen común y paisajes similares, pero sus habitantes y las diferentes propuestas de actividades hacen que estar en uno u otro destino no sea lo mismo.

 

Ningún chasco en Chascomús

Sólo dos horas de viaje separan a Chascomús de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, la paz en el interior bonaerense dan la sensación de que estuviera mucho más alejada. Aquí se encuentra la tranquilidad y unos atardeceres espléndidos.

Tiene una historia antigua que la conecta con el período fundacional de Buenos Aires. Dicen que por aquí don Juan de Garay reconoció el terreno y encontró ganado cimarrón, aquellas vacas descendientes de las que había traído Pedro de Mendoza en la primera fundación.

Recién dos siglos después de aquel recorrido, en 1779, se fundó el Fuerte de San Juan Bautista de Chascomús y fue una de las primeras “avanzadas blancas” sobre el territorio indio.

La ciudad creció a orillas de la laguna más grande del sistema de Encadenadas, y así como tuvo importancia económica en la historia, hoy sigue siendo el recurso natural más importante: es la atracción más destacada en muchos kilómetros a la redonda.

Foto: Municipalidad de Chascomús. Chascomús.gob.arFoto: Municipalidad de Chascomús. Chascomús.gob.ar

 

En Chascomús, las cabalgatas y los días de campo son tan importantes como las actividades náuticas y de pesca. Y de vez en cuando la naturaleza le cede el lugar a la historia y los eventos.

Qué conocer en Chascomús: la vieja estación ferroviaria, la capilla de los negros, el antiguo casco y casa de la estancia o realizar un recorrido completo por la casa, el club y los espacios público que ocupó el presidente Raúl Alfonsín, son paradas obligadas para descubrir la identidad del lugar.

Municipalidad de Chascomús. Chascomús.gob.arFoto: Municipalidad de Chascomús. Chascomús.gob.ar

 

La ciudad en que los lobos son en realidad nutrias

San Pedro de los Lobos fue un fortín fundado, al igual que Chascomús, en 1779. Debe su nombre a los numerosos “lobos de río” que había en las lagunas cercanas. No eran otra cosa que coipos, hoy conocidos como nutrias.

Fue un pequeño asentamiento de casitas de barro hasta que en 1802, tras la fundación de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, se aceleró la consolidación de este núcleo de población estable.

La llegada del ferrocarril y las corrientes migratorias de finales del siglo XIX terminaron de hacer el resto. Lobos fue la nueva patria de centenares de familias españolas e italianas que consolidaron la identidad de lugar en instituciones clásicas como el Lobos Athletic Club, la Sociedad Española y la Sociedad Italiana.

Lobos Laguna Foto Turismo Lobos.tur.arLobos. Foto Turismo Lobos.tur.ar

En la laguna, muy cercana a la ciudad, las actividades náuticas se practican en zonas diferenciadas. Las que son a motor sólo se pueden practicar en un sector, por su impacto ambiental.

Por lo demás, se incentiva la práctica de actividades de bajo impacto para el ambiente y que son mucho más beneficiosas para la salud: remo o kayak son las preferidas.

Los campos de Lobos ofrecen excursiones a estancias rurales donde se puede almorzar y cenar al mejor estilo bonaerense. También los cielos de la localidad se abren para los más osados que se animan a saltar en paracaídas o desean realizar un vuelo de bautismo.

¿Todo listo para emprender una buena escapada?

Noticias relacionadas

Turismo
Chascomús
Lobos
Escapadas
Vacaciones
Vacaciones de invierno