Mauricio Macri, presidente de Argentina, política, Gobierno, NA

(Foto: NA)

 

Tras darle el último adiós a su padre Franco Macri, el presidente argentino Mauricio Macri fue junto al círculo más íntimo de su familia a su quinta Los Abrojos, en Los Polvorines, donde estará hasta el miércoles para retomar la actividad oficial.

 

Los restos del padre del primer mandatario fueron inhumados durante la tarde del domingo en medio de una ceremonia religiosa íntima en el cementerio privado Jardín de Paz de Pilar.

 

Noticias relacionadas

Hasta allí se trasladó el Presidente, que descansaba junto a su familia en la localidad neuquina de San Martín de los Andes al momento de enterarse de la muerte.

 

Macri había abordado de urgencia un vuelo de regreso a Buenos Aires para poder asistir a la despedida de su padre, al igual que el resto de los familiares. La muerte del empresario, que sufría diversos problemas de salud desde hacía muchos meses, tuvo lugar cerca de las 21 del sábado en su casa del Barrio Parque.

 

La ceremonia religiosa y la inhumación duraron casi una hora por la tarde del domingo, y se desarrolló en un marco cerrado, sólo para los allegados más íntimos de la familia. A bordo del Tango10 y acompañado por su esposa Juliana Awada, el mandatario viajó desde el aeropuerto neuquino Aviador Carlos Campos y arribó al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery tras dos horas de vuelo.