Traumatologo denuncia por abuso sexual en hospital de Pacheco

Una joven de 24 años denunció que fue abusada sexualmente por un médico traumatólogo que la atendió en el Hospital Provincial de General Pacheco, en el norte del Conurbano bonaerense.

 

La joven aseguró que con la excusa de una revisión en las rodillas, por un problema de meniscos, el médico tras hacer que se bajara los pantalones, la manoseó y luego le introdujo los dedos en la vagina.

 

La aberrante situación se produjo el 25 de mayo pasado en el Hospital Magdalena V. Martínez, de esa localidad del partido de Tigre.

 

Noticias relacionadas

La joven, llamada Natalia, relató que había acudido tres días antes al hospital luego de caer mientras andaba en la bicicleta de una sobrina y haber sufrido lesiones en las costillas, una muñeca y un dedo meñique.

 

Un médico traumatólogo, como es habitual en esos casos, le mandó a realizar unas placas de rayos X.

 

Con los resultados de las radiografías, Natalia volvió al consultorio y se encontró con un segundo médico, por el cambio de guardia.

 

Tras asistirla, el traumatólogo le pidió que vuelva a una consulta el 25 de mayo.

 

Ese día, la chica se presentó y fue invitada por el médico a pasar a otro consultorio, alejada del área de su especialidad.

 

"Primero me atendió normalmente. Después lo consulté por otro problema que tengo, que es en las rodillas por los meniscos. Ahí me pidió que me suba los pantalones, pero no podía porque son calzas ajustadas. Me dijo si podía bajármela y dije que sí, porque todo parecía normal", contó.

 

A partir de ese momento comenzaron las situaciones anómalas cuando comenzó a revisarle la parte baja de la columna, cercana a la cola.

 

"Me tocó los tendones de la pelvis, me tocó la vagina y después me introdujo los dedos. Pensaba que hacer, que decir y no me salía. Lo único que pude hacer es cerrar los ojos", relató la chica.

 

Posteriormente, el médico le preguntó "si le dolía" lo que le estaba haciendo.

 

En ese momento, el profesional fue llamado por una asistente, que le marcó que tenía otros pacientes que atender.

 

La joven dijo que tenía que ir a otro lado a entregarle un buzo a un amigo: "Es lo único que pude decir, porque en serio era lo que tenía que hacer", explicó.

 

La chica realizó al otro día la denuncia en la comisaría de la Mujer y en una fiscalía interviniente, donde aseguró que fue "muy bien atendida y contenida".

 

No obstante, hace dos días, al enterarse que el médico denunciado seguía en sus funciones y atendiendo pacientes, decidió hacer público el caso en redes sociales.

 

Según explicó el subsecretario de Atención de la Salud bonaerense, Leonardo Busso, el hospital recién se notificó por la publicación en las redes sociales y dispuso darle licencia al profesional denunciado.

 

"Se aseguró que el médico no esté contacto con los pacientes hasta que haya una definición de la Justicia", sostuvo al respecto.