Mónica Farro vs Sol Pérez, pelea del veranoEscandalosa pelea en Mar del Plata.

Uno de los primeros escándalos de la temporada tiene como protagonista a dos mujeres muy fuertes: Sol Pérez y Mónica Farro. Hay quienes aseguran que casi se van a las manos, entre gritos y portazos dentro de los camarines. Mónica rompió el silencio y dio detalles de lo sucedido.

 

La disputa entre la vedette y "La chica del clima" comenzó la noche del jueves 16, con una primera pelea que, según lo relatado por Pablo Costas, el único cronista presente en el teatro, se escucharon varios golpes y portazos acompañados de la frase "a mí no me vas a tratar así". Esa misma noche ninguna de las dos protagonistas quiso dar explicaciones a la salida de la función y dieron a entender que no sucedió nada.

Marcelo Polino dialogó con Farro en el programa radial "Polino auténtico". "La producción me pidió que no diga nada pero yo soy así, no me voy a bancar que se diga cualquier cosa sobre mí, que yo empecé todo y que soy una mujer agresiva", comenzó Mónica sobre los tensos hechos que se desarrollaron entre el jueves 16 y el viernes 17.

 

Noticias relacionadas

"Yo llegaba al teatro y saludaba a todo el mundo pero ella no me respondía. Cuando una persona no te saluda... Le fui a preguntar qué pasaba. Yo soy una persona frontal. Fui al camarín, estaba la vestuarista y otras personas: le pregunté si tenía algún problema. Y empezó a los gritos pero con mi vida personal. No puedo decir los insultos porque son horribles", comentó la uruguaya.

 

"Obviamente si vos me insultás yo te voy a responder, ¿pero a los golpes? Jamás. Ella se paró adelante mío y me decía 'pegame, pegame'. Me di vuelta y le dije a Carmen (Barbieri) que no le iba a pegar. Me dijo 'lo bien que hacés'", afirmó Farro.

 

"Yo estaba sentada y ella me gritaba, me insultaba. Se metió con mi hijo, me la banqué. Se metió con mis padres y me levanté. Me insultaba de una manera irreproducible, ni un hombre te insulta así. De mi hijo dijo que se fue a Uruguay porque le doy asco, y que mi familia siente asco por mí. La palabra 'gato' es lo mínimo que me dijo. Yo me paré de mi sillón y le dije que no se metiera con mi familia. Se me vino encima y me decía 'pegame'. Estaba desquiciada, la sacaron entre cuatro personas, yo no necesito mentir", comentó.

 

Sobre la suspensión de la última función del viernes, cuando Sol decidió buscar sus cosas del camarín y retirarse, Farro sentenció: "Fue una falta de respeto total para los compañeros y para el público. Carmen tuvo que salir al escenario a decir que una de las personas no quería hacer la función, pidió disculpas y se devolvió el dinero de todas las entradas".