ECONOMÍA ARGENTINA

Presidente del BCRA dijo que controles al dólar podrían relajarse en un mes si hay acuerdo con bonistas

En entrevista con agencia Bloomberg, Miguel Pesce aseguró que lo que se ve en el mercado son "presiones especulativas y oportunistas” y que “ningún líder empresarial se queja del tipo de cambio”.
Viernes 29 de mayo de 2020

Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco CentralMiguel Pesce, titular del Banco Central.

El Banco Central de Argentina pretende aliviar las restricciones monetarias tan pronto como el 30 de junio si el Gobierno llega a un acuerdo con los acreedores que sea bien recibido por los mercados, dijo el presidente del banco central, Miguel Pesce.

 

“Espero que podamos liberar el mercado una vez que se resuelva esta negociación”, dijo Pesce en una entrevista telefónica. “Tendremos que ver cómo responde el mercado al estímulo si la negociación es exitosa”, manifestó.

 

Pesce y el directorio del Banco Central llevaron a la práctica nuevos controles el jueves por la noche, restringiendo el acceso de las empresas al mercado de divisas para pagar las obligaciones en el extranjero en dólares u otras monedas. Las empresas que liquidan bonos del gobierno denominados en pesos para moneda extranjera deben esperar 90 días antes y 90 días después de cualquier transacción. Las últimas restricciones son parte de una represión de un mes sobre los tipos de cambio no oficiales de la nación.

 

Noticias relacionadas

Argentina atraviesa una crisis monetaria. A pesar de los controles estrictos, los pagos de la deuda estancados y el bloqueo a nivel nacional por el Covid-19, los dólares que tanto necesitan todavía están saliendo del país. Las reservas extranjeras del Gobierno cayeron a un mínimo de cuatro años la semana pasada, totalizando menos que cuando el Fondo Monetario Internacional comenzó un programa de préstamos de USD 56 mil millones en 2018.

 


"Lo que estás viendo hoy son presiones especulativas y oportunistas", dijo Pesce, quien agregó que el tipo de cambio actual es competitivo. "Ningún líder empresarial se queja del tipo de cambio".

 

De todos modos, los importadores argentinos que regularmente necesitan pagar los envíos en dólares se quejan. La mayoría de los precios de importación están vinculados al tipo de cambio no oficial, que en las últimas semanas se ha vuelto dos veces más caro que el tipo oficial que las empresas deben usar para convertir los ingresos obtenidos en el extranjero en pesos.

 

La tasa no oficial ha aumentado significativamente a medida que el banco central comenzó a financiar algunos gastos fiscales, alimentando las preocupaciones sobre una mayor inflación ya que el país ya está en mora.

 

La base monetaria de Argentina ha aumentado hasta un 24% desde que comenzó la cuarentena el 20 de marzo, aunque fluctúa día a día. Tal crecimiento en un momento de caída de la actividad económica y la baja demanda de pesos generó preocupación.

 

Los argentinos ven un aumento de los precios del 47% en los próximos 12 meses, el nivel más alto de expectativas desde al menos 2006, según una encuesta. Esas proyecciones están alentando a los argentinos a buscar dólares.

 

“Desde agosto, el banco central ha estado poniendo palos en el volante, con diferentes anuncios que agregan burocracia y barreras al comercio”, dijo Rubén García, presidente de la Cámara de Importadores de Argentina. “El gobierno espera ganar tiempo con esto, mientras que su atención se centra en resolver la deuda externa”.

Banco Central
Deuda
Dólar
MERCADOS

Reestructuración de deuda: nueva oferta recibe elogios de acreedores y se registraron suba de bonos

Dos fondos importantes como Gramercy Funds Management y Fintech Advisory, salieron en cuestión de horas a decir que respaldarían el acuerdo, aunque todavía no había señales claras de si obtendría la bendición del mayor bloque de acreedores, entre ellos BlackRock y Fidelity.
Lunes 6 de julio de 2020

Wall Street - accionesWall Street.

La nueva oferta de Argentina para reestructurar su deuda recibió el visto bueno de los inversores, que el lunes analizaban los detalles, impulsando a los bonos del país sudamericano ante expectativas de un acuerdo entre las partes antes de la extendida fecha límite de diálogo, el 4 de agosto.

 

Dos fondos importantes como Gramercy Funds Management y Fintech Advisory, salieron en cuestión de horas a decir que respaldarían el acuerdo, aunque todavía no había señales claras de si obtendría la bendición del mayor bloque de acreedores, entre ellos BlackRock y Fidelity.

 

Argentina, cuya deuda a reestructurar con los acreedores internacionales asciende a cerca de 65.000 millones de dólares, presentó el domingo una oferta mejorada que aumentó lo que percibirán los bonistas, acortó los plazos e hizo algunos cambios en otras áreas clave que se habían convertido en una fuente de tensión. [nL8N2ED0P1]

 

Las conversaciones sobre la deuda habían progresado hasta alcanzar tensiones a mediados de junio, cuando los principales tenedores de bonos, liderados por BlackRock, Ashmore y Fidelity, criticaron al Gobierno por su falta de compromiso.

 

La oferta revisada, que será presentada ante reguladores estadounidenses, llega luego de cortocircuitos en las conversaciones entre el Gobierno del presidente argentino Alberto Fernández y acreedores a mediados de junio.

 

“Teniendo en cuenta todo lo que está atravesando el país, parece una oferta bastante buena”, dijo Alejandro Hardziej, de Pala Asset Management (un acreedor), aunque agregó que algunos tenedores de bonos podrían haber preferido un “cupón de PIB” que paga más si el crecimiento económico mejora.

 

Un acuerdo es clave para Fernández, porque evitaría un enfrentamiento legal que bloquearía al país de los mercados internacionales de crédito.

 

“Esperamos apoyar la oferta de Argentina, ya que proporciona la sostenibilidad de la deuda que es crucial para un crecimiento económico duradero, alto e inclusivo”, dijeron Gramercy y Fintech en un comunicado conjunto.

 

Bajo la nueva propuesta, el Gobierno argentino comenzaría a pagar en un año en lugar de tres, y los pagos de cupones de los nuevos bonos, si bien comienzan en niveles bajos, podrían aumentar hasta alrededor del 5%.

 

“La brecha de valoración con las últimas propuestas de tenedores de bonos se ha reducido considerablemente”, dijeron analistas del banco de inversión estadounidense Citi en una nota a los clientes, estimando la diferencia en entre 4 y 5 centavos de dólar.

 

Los analistas del Citi esperaban que una proporción “considerable” de acreedores que poseían los bonos de “intercambio” que fueron reestructurados la última vez que Argentina incumplió se adhieran al acuerdo, ya que el Gobierno evitó erosionar sus derechos legales.

 

Sin embargo, podría no haber una aceptación tan alta de aquellos acreedores con bonos vendidos bajo el anterior presidente del país, Mauricio Macri, ya que sus bonos de reemplazo se emitirían bajo términos que ofrecen menos protección legal.

 

La analista Siobhan Morden de Amherst Pierpoint dijo en una nota que la oferta era “razonable” y calculaba su valor en 53 centavos de dólar a un retorno de salida del 10%, aunque la falta de un acuerdo previo con grupos de acreedores clave era un obstáculo.

 

“Aún existe riesgo de que no se llegue a un acuerdo ya que esta última fase no fue negociada con el grupo conjunto Ad Hoc y Exchange Bondholder”, explicó Morden, agregando que ambas asociaciones, que poseen en conjunto bonos por cerca de 21.000 millones de dólares, podrían impedir un acuerdo.

 

“Es una estrategia de mayor riesgo avanzar con una oferta final sin el consentimiento de acreedores mayoritarios”, según Morden.

 

Ambos grupos no respondieron al pedido de comentarios de Reuters.

 

Por su parte, Hardziej dijo que esperaba que las partes lleguen a un acuerdo dada la “pequeña diferencia” entre las últimas propuestas. “Esperamos que ésta sea la última oferta y esperamos que funcione”, señaló.

Deuda
Bonistas
Wall Street
Mercados
MERCADOS

Dólar: "Blue" comenzó la semana estable a $127 y "Turista" subió casi a $97

La cotización del dólar registraba una suba de 27 centavos esta tarde hasta los 69,66 pesos para la compra y 74,59 pesos para la venta.
Lunes 6 de julio de 2020

Compra y venta de dólares, NADólar, mercados.

El dólar blue comenzó la semana estable a $127 para la venta, en medio de las subas en el mercado financiero por la última oferta de canje de deuda difundida por el Gobierno nacional.

 

El dólar mayorista, controlado por el Banco Central, subió a un ritmo mayor al de las últimas semanas. La autoridad monetaria permitió un ajuste de 18 centavos y cerró este lunes a $70,82.

 

La cotización del dólar registraba una suba de 27 centavos esta tarde hasta los 69,66 pesos para la compra y 74,59 pesos para la venta.

 

El denominado dólar solidario, que contempla el impuesto PAIS del 30%, subía hasta los 96,96 pesos en el promedio de las entidades financieras.

 

El Banco Central subió a 70,82 pesos su postura de venta de dólares en el mercado mayorista por un monto de 50 millones, un 0,25% por encima del cierre que registró el tipo de cambio el viernes de la semana pasada.

 

 Las ventanillas del Banco de la Nación Argentina mostraban un dólar de 69 pesos para la compra y 74 pesos para la venta.

Dólar
Cotizaciones
Mercados
Economía argentina