REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA

Deuda: el FMI apoyó nueva propuesta del Gobierno y advirtió que "no se puede pagar mucho más"

Valoró como "sostenible" la propuesta de Martín Guzmán del último 26 de mayo y advirtió que queda "un margen limitado para incrementar los pagos".
Lunes 1 de junio de 2020

Titular del FMI y Martín Guzmán, ReutersMartín Guzmán, ministro de Economía, junto a la titular del FMI.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) respaldó al gobierno argentino en la renegociación de la deuda con respecto a la última oferta a los bonistas que publicó el Ministerio de Economía. Además advirtió que no queda mucho espacio para mejorar la propuesta.

 

El Fondo indicó en un comunicado que "la propuesta revisada de reestructuración de la deuda de las autoridades del 26 de mayo sería consistente con el restablecimiento de la sostenibilidad de la deuda con alta probabilidad".

 

"El análisis también sugiere que existe solo un margen limitado para incrementar los pagos a los acreedores privados y al mismo tiempo cumplir con los umbrales de deuda y servicio de la deuda y otras condiciones establecidas en la Nota Técnica de marzo", agregó.

 

Noticias relacionadas

Con esta nueva propuesta, el Fondo consideró que la Argentina llegó cerca del límite de lo que sería considerado "sostenible". El 21 de mayo, el Gobierno extendió el plazo de negociación con los bonistas que vencía el 22 hasta el 2 de junio, lo que llevó a la Argentina a un default selectivo tras no cubrir vencimientos pendientes por 503 millones de dólares.

 

A fines de la semana pasada también se conocieron las contrapropuestas que hicieron los tres grupos de acreedores. Según la consultora Eco Go, la oferta argentina implica un valor presente neto, a una tasa de recupero del 10%, de unos 47 dólares por cada 100 nominales (es decir, una quita de 53 dólares). Las contrapropuestas de los bonistas estarían en torno a entre 53 y 58 dolares por cada 100, de acuerdo a distintas estimaciones privadas.

 

“Es difícil ver como una restructuración con una recuperación en valor presente neto de la deuda por encima del 50 por ciento (asumiendo una tasa de descuento del 10 por ciento) puede ser consistente con restaurar la sostenibilidad de la deuda”, dijo una fuente con conocimiento directo de la posición del FMI.

 

El FMI aclaró que los supuestos macroeconómicos sobre los que se construyó la oferta argentina "siguen sujetos a incertidumbres excepcionales", particularmente con respecto al impacto de la pandemia del Covid-19, que implica considerables riesgos a la baja para las perspectivas económicas, la posición fiscal y, potencialmente, la capacidad de carga de la deuda del país.

 

En ese contexto, la propuesta revisada de reestructuración de deuda daría como resultado necesidades brutas de financiamiento y servicio de deuda denominado en moneda extranjera que exceden los umbrales de mediano plazo del 5% y del 3% del PBI, respectivamente, que el personal considera necesario para restablecer la sostenibilidad de la deuda con alta probabilidad.
  

Al mismo tiempo, se cumplirían otras condiciones importantes: el cociente deuda/PBI se mantendría estable más allá de 2030; las necesidades brutas de financiamiento y el servicio de deuda en moneda extranjera seguiría siendo manejable después de 2030; y el servicio de la deuda a los acreedores privados en 2020-24 sería lo suficientemente bajo como para mitigar los riesgos de refinanciamiento a corto plazo.

Deuda
Acuerdo con FMI
Bonistas
Gobierno
RENEGOCIACIÓN DE DEUDA

Deuda: grupo de bonistas avanzó con una propuesta, el Gobierno prepara oferta final

El comité de acreedores más afín a la Casa Rosada se diferenció del sector más duro encabezado por Blackrock. Ministerio de Economía presentará su enmienda la semana que viene.
Viernes 3 de julio de 2020

Martín Guzmán, AGENCIA NAMartín Guzmán, Ministro de Economía. NA.

La negociación de la deuda sigue demorada entre idas y vueltas del equipo económico y los principales comités de acreedores. Un grupo de bonistas de todos modos avanzó con una nueva contrapropuesta, en tanto que el Gobierno nacional prepara su oferta de pago final que, se espera, sea oficializada la semana que viene.

 

Recientemente los acreedores agrupados tomaron distintas direcciones. El comité más "duro", Ad Hoc, conformado entre otros fondos por Blackrock, manifestó estar "preocupado" por la falta de avances en el diálogo con el Poder Ejecutivo desde la presentación de la tercera propuesta oficial de canje.

 

Al mismo tiempo, el comité más afín a la posición del Gobierno, Argentina Creditor Comitttee (ACC), en el que se incluyen fondos grandes como Gramercy o Fintech, determinó avanzar en una nueva contrapropuesta al equipo que lidera Martín Guzmán.

 

Se supo, este grupo -cuya posición ya se acercaba bastante a la del Gobierno, según admiten en el Palacio de Hacienda- difundió una oferta en la que propone un alivio de pago de deuda hasta 2028 de unos U$S39.000 millones.

 

El grupo ACC pidió un valor presente de los bonos de 54,5 dólares por cada 100, por encima de lo que propondría finalmente el Gobierno argentino, que rondaría los 53 dólares. El ofrecimiento disminuye levemente el valor de entre 55 y 56 dólares propuestos anteriormente por este mismo grupo de acreedores, que espera tener el apoyo de otros bonistas.

 

La estrategia de Economía tiende a comenzar a llegar a un acuerdo con este comité y tratar de convocar a la aceptación al universo de bonistas que no están agrupados, que representarían cerca del 70% del total.

 

Con ese objetivo, el banco UBS, cercano al grupos de acreedores más alineados con la posición oficial, modificó la última propuesta de la Argentina -valuada en casi U$S50 por cada U$S100 nominales- y salió a sumar voluntades.

 

El Gobierno Nacional sostiene que los cambios son relativos porque mejoran los pagos iniciales a los acreedores y a la vez que mantienen las cláusulas legales que el Ejecutivo no quiere tocar y que Blackrock rechaza.

 

Si bien hasta última hora de ayer el equipo negociador de la Argentina mantuvo la posibilidad de presentar directamente la oferta final a todos los acreedores, finalmente demoró la decisión y recién lo haría la semana que viene ya que este viernes es feriado en los Estados Unidos.

 

El decreto por la nueva oferta se publicará en el Boletín oficial, simultáneamente con la presentación ante la Securities and Exchange Commission (SEC), la comisión de valores norteamericana. Las negociaciones se extendieron por cuarta vez hasta el 24 de julio próximo.

 

En comparación con su primera oferta en abril, Hacienda puso sobre la mesa U$S10.845 millones más, sin contar lo que podría pagar por el bono atado a exportaciones. Blackrock, en tanto, dejó U$S8600 millones en el camino para buscar acercarse al Gobierno.

 

Deuda
Bonistas
Martín Guzmán
Economía argentina
A TENER EN CUENTA

Gobierno promulgó la Ley de Alquileres: todo lo que hay que saber sobre principales cambios

Estas modificaciones conocidas establecen que los contratos podrán ser más largos que los actuales 24 meses en caso de una vivienda y amplía las opciones de garantía para los inquilinos, entre otros cambios respecto de la legislación actual.
Martes 30 de junio de 2020

Ley de Alquileres, economía argeninaLey de Alquileres.

El Gobierno oficializó hoy la modificación al Código Civil y Comercial de la Nación (Ley 27551) para promulgar la regulación de alquileres que fue sancionada por el Congreso este mes.
  

La norma que fue sancionada en el Senado por el oficialismo y ante la ausencia del opositor Juntos por el Cambio sustituye los artículos 75, 1.196, 1.198, 1.199, 1.201, 1.203, 1.204, 1.209, 1.221, 1.222 y 1.351 del Código Civil y Comercial de la Nación.
  

Estas modificaciones conocidas como la "Ley de Alquileres" establecen que los contratos podrán ser más largos que los actuales 24 meses en caso de una vivienda y amplía las opciones de garantía para los inquilinos, entre otros cambios respecto de la legislación actual.
  

La nueva norma extiende los contratos de alquiler de dos a tres años y señala, además, que la actualización del valor deberá ser anual y ya no semestral, como ocurre actualmente con la mayoría de los alquileres en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.
  

El aumento anual deberá hacerse sobre un índice conformado por las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y el de salarios (RIPTE).
  

Por otra parte, la iniciativa establece que "los contratos de locación deben ser declarados por el locador ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)", un punto importante porque evitará la firma de contratos "en negro".
  

La AFIP deberá definir el plazo y la forma de esta declaración, pero se trata de un punto central porque obligaría a los propietarios a "blanquear" el ingreso que perciben por el alquiler, algo que generó contrapuntos en discusiones anteriores sobre el tema.
 

  Además, al existir un registro legal de alquileres se acelerarán las posibilidades de desalojo de los "okupas", quienes suelen demorar el trámite judicial presentando supuestos contratos de alquiler -que luego resultan apócrifos- para argumentar que fueron estafados en su "buena fe".
  

La norma también amplía las garantías que podrá presentar el inquilino ante el locador, al contemplar tanto la garantía propietaria, como el seguro de caución, el aval bancario, la garantía de fianza o fiador solidario y el recibo de sueldo.
  

Se establece también que las expensas extraordinarias serán responsabilidad del propietario, quedando a cargo del inquilino solo las ordinarias, que incluyen los gastos habituales del edificio (salario del encargado, limpieza y otros conceptos).
  

La aclaración es importante debido a que es muy habitual que las expensas extraordinarias aparezcan en 0 y se carguen esos gastos sobre las ordinarias para que sean pagados por los inquilinos.
  

Además, se reduce el depósito de garantía a un monto equivalente a un mes de alquiler para tratar de evitar que se cobren dos meses o a veces más.

Ley de alquileres
Gobierno
Economía argentina