UNA MARAVILLA EN ESPAÑA

Mallorca, el paraíso terrenal que los alemanes buscan para sus vacaciones

Mallorca sigue consolidándose como uno de los principales destinos turísticos de Europa incluso en tiempos de coronavirus. Los alemanes aman este lugar paradisíaco. ¿Por qué será?
Lunes 29 de junio de 2020

Mallorca, España, turismo, Foto: ReutersLas maravillas de Mallorca. Foto: Reuters.

Hay lugares en el mundo que, simplemente, son irresistibles y, en muchos casos, difíciles de describir. Son sitios "tocados por la mano de Dios" que generan una atracción muy especial, sobre todo a la hora de vacacionar.

 

Existen muchos lugares con estas características alrededor del planeta, sin embargo este que nos ocupa, tiene un efecto cautivador que se destaca del resto.

 

Se trata de la localidad de Mallorca, en España. Y no es un sitio más. 

 

Noticias relacionadas

Mallorca es, hoy en día, y desde hace largo tiempo, el lugar en el mundo que sigue consolidándose como uno de los principales destinos turísticos de Europa. Y lo más curioso es que esto es así,  incluso en tiempos de coronavirus.

 

Los alemanes aman este lugar paradisíaco. ¿Por qué será? Mirá las fotos para entenderlo.

 

Aseguran que no hay mejores vacaciones que éstas.
Quinientos kilómetros de costa, bahías apacibles como Cala Formentor (en la foto) y temperaturas cálidas incluso en otoño, hacen de la mayor de las Baleares un lugar ideal para pasar las vacaciones. Viajeros solitarios, grupales o celebridades, para todos hay espacio en Mallorca. Y está al alcance de la mano a buen precio: desde Frankfurt se llega a esta isla en solo dos horas y media.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Así empezó todo.
En 1833, se estableció un servicio regular de ferry entre Barcelona y Mallorca. Pero fueron unos amantes los que hicieron de la isla un destino apetecido. La escritora George Sand y el pianista Frédéric Chopin pasaron el invierno de 1838/1839 en un monasterio de Valldemossa (en la foto). La novela "Spiridión" fue escrita allí y su descripción de la isla desencadenó el primer boom turístico.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

En busca de sol, arena y naturaleza.
Los primeros turistas de comienzos del siglo XX llegaban principalmente de España y Reino Unido, buscando naturaleza y romance. La mayoría de las playas de Mallorca siguen sin ser explotadas a cabalidad, como estas de Calvià y Alcúdia (en la foto). En 1935, el clima templado atrajo a 50.000 turistas, en 1950, ya eran 100.000 y, en 1960, llegaron al millón.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Pasión por unas vacaciones junto al mar.
En la década de 1960, el turismo empezó a crecer velozmente. A lo largo de la costa aparecieron hoteles y pioneros de la venta de viajes, como Neckermann y Dr. Tigges, que invirtieron con prontitud. Los alemanes querían vacaciones asequibles y tranquilas, que es lo que obtuvieron en Mallorca. El pequeño pueblo de El Arenal, a 20 kilómetros de la capital, Palma, pronto se volvió irreconocible.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

La zona de fiestas y celebración.
A comienzos de los 80, El Arenal era el centro de reunión de los veraneantes. Además de alemanes, británicos y escandinavos llegaban al lugar a celebrar fiestas. El "Ballermann 6" rápidamente se volvió un punto de encuentro para las orgías alcohólicas. La palabra es una alteración alemana de "Balnearia", nombre de los puestos de playa, que se instalan cada 500 metros y están numerados del 1 al 15.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Palma de Mallorca: cultura local y playas inigualables.
La catedral es uno de los puntos de referencia de la capital de la isla, Palma, y también uno de sus lugares más visitados. Hasta la crisis del coronavirus, los 400.000 habitantes de la ciudad luchaban contra el exceso de turistas. Esto, por los cruceros que atracan y llenan las calles del casco antiguo con miles de visitantes. En 2019, más de 7 millones de personas pasaron una noche en Mallorca.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

El atractivo de los almendros en flor.
La primavera y la temporada baja comienza en Mallorca con el florecimiento de los almendros. Los primeros turistas disfrutan de una atmósfera aún plácida en la isla, donde pueden gozar a sus anchas de pintorescas localidades y villas del interior, además de variada naturaleza. Más de un tercio de la isla son zonas naturales protegidas.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Aventuras en la montaña.
Aquellos que aman los desafíos deportivos se dirigen sin titubear a las montañas Tramuntana, donde las alturas -que suelen superar 1.000 metros- cubren amplias zonas del norte y este de la isla. Los ciclistas de montaña pueden encontrar senderos impresionantes, como el de Cap Formentor. Los excursionistas pueden tomar el tramo GR 221 y los ciclistas de carrera, los serpenteantes pasos montañosos.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Un paraíso ideal para los deportes náuticos.
En el agua se pueden vivir grandes experiencias. Al menos en Mallorca. Aquellos que no se pueden permitir el lujo de un yate, al menos podrán disfrutar de la belleza de puertos pesqueros como Cala Figuera, Porto Colom o Port Sollér. Antiguamente, a través del puerto de Sóller, las naranjas cultivadas en las montañas mallorquinas eran enviadas a Francia.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Las fincas, una alternativa frente a los hoteles completos de gente.
Los que deseen escapar del ajetreo y el bullicio de las playas pueden encontrar espacio en una finca, que suelen contar con todas las comodidades del caso. Acá, la relajación está garantizada. No importa si eres amante del sol, de las fiestas, buscador de paz o un vacaconista hiperactivo. En Mallorca hay espacio para todos. Cuatro millones de alemanes al año no pueden estar tan equivocados.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

Fotos de Mallorca, gentileza de DW.

Mallorca
Turismo
España
Vacaciones
"NUEVA NORMALIDAD"

España reabre sus fronteras mientras Reino Unido, Italia y Alemania no logran contener al coronavirus

Las autoridades españolas insistieron en sus advertencias sobre la necesidad de mantener la precaución para acabar con la epidemia y evitar rebrotes, en un país que ya sufrió más de 28.300 muertos por el COVID-19 y cerca de 246.000 contagios.
Domingo 21 de junio de 2020

Turistas en Aeropuerto de Madrid, España, REUTERSAeropuerto de España en nueva normalidad, REUTERS

Tras el fin del estado de alarma, España ingresó en la 'nueva normalidad', que dista mucho de la situación anterior a la pandemia porque la libre movilidad interna y la apertura al turismo extranjero se compaginan con aforos limitados y el uso generalizado de la mascarilla.

 

De este modo, los aeropuertos de la red de Aena recibirán este domingo 100 vuelos en el que es el primer día de apertura de las fronteras con el espacio Schengen —que agrupa a países europeos en algunos casos pertenecientes a la Unión Europea—, a excepción de Portugal, cuyas fronteras con España abrirán el 1 de julio.

 

No obstante, esta llegada de turistas se produce en un momento en el que Alemania y Reino Unido, principales visitantes, no parecen tener controlados los contagios tras la aparición de nuevos brotes preocupantes. Tampoco Italia logra frenar el virus y bajar de los 300 casos diarios.

 

Por este motivo, las autoridades españolas han insistido en sus advertencias sobre la necesidad de mantener la precaución para acabar con la epidemia y evitar rebrotes, cuando el país ha sufrido ya más de 28.300 fallecidos por la Covid-19 y cerca de 246.000 contagios.

España
Vuelos
Aeropuerto
Coronavirus
EN LA ZONA DE VALENCIA

Incautan cerca de 4 toneladas de cocaína en España procedentes de América del Sur

La droga iba oculta en sacos de azúcar, pulpa de piña o nueces de California, fueron detenidos en Valencia.
Sábado 20 de junio de 2020

Incautan en España 3,8 toneladas de cocaínaFoto del procedimiento en Valencia.

Las fuerzas de seguridad españolas, en colaboración con la DEA norteamericana y las policías de varios países latinoamericanos, localizaron cuatro toneladas de cocaína en distintas intervenciones llevadas a cabo en el puerto de la ciudad de Valencia (este de España).

 

La droga estaba oculta en seis contenedores que transportaban mercancía muy diversa como folios, sacos de azúcar, nueces de California, pulpa de piña e incluso el armazón de un autogiro, detallaron este viernes los investigadores en una rueda de prensa.

 

La actuación policial en España formaba parte de una operación denominada Crankbrook Marchica que se saldó con once detenidos, la mayoría españoles (salvo dos holandeses y un costamarfileño).

 

Estuvo también coordinada junto con cuerpos policiales de Brasil, Costa Rica, República Dominicana y Colombia, así como de Holanda, país receptor de la droga.

 

Personal del Puerto de Valencia, con acceso a determinadas instalaciones, hizo uso de sus privilegios o los facilitaba a terceros para acceder y recuperar diferentes partidas de droga, según las investigaciones.

 

"No son trabajadores propios del puerto sino gente que tenía un vínculo, como camioneros, que metieron un tráiler en las instalaciones portuarias", apuntó Santos Bernal, jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional española.

 

En apenas "tres o cuatro semanas" se incautaron 3.800 kilogramos de cocaína en seis contenedores procedentes de distintos países sudamericanos, indicó.

 

Las primeras investigaciones se iniciaron el pasado abril, en pleno estado de alarma por la pandemia cuando las organizaciones latinoamericanas aprovecharon para "incrementar su actividad de cocaína a Europa" al pensar que las estructuras policiales estarían "con la guardia más baja", explicó el teniente coronel del unidad especializada en narcotráfico de la Guardia Civil, Jesús García.

Incautan en España 3,8 toneladas de cocaína 

La mercancía se transportaba en "ganchos ciegos" o la introducían en las propias mercancías legales en algún punto de tránsito de Panamá o Colombia, como en envíos de paquetes de folios, en el interior de sacos de azúcar, en bidones de pulpa de piña, nueces de California e incluso entre el armazón de un autogiro.

 

En el tercer y cuarto contenedor se detuvo a nueve personas y se intervinieron 5 vehículos, un camión remolque y diverso material de telecomunicaciones encriptado e inhibidores de frecuencia para burlar posibles investigaciones policiales.

 

El último contenedor intervenido procedía de Costa Rica, con 1.862 kilos de cocaína ocultos en mochilas preparadas para su extracción en un cargamento de pulpa de piña "sin disimular entre la carga".

Drogas
Cocaína
Narcotráfico
España