Lizy Tagliani y La Floppy, foto @floppycucuLizy y La Floppy, en tiempos felices. Foto: @floppycucu

Lizy Tagliani vive horas de dolor y angustia. Y no es para menos, ya que la vida le ha dado un duro golpe con la muerte inesperada de Fabián Peloc, su asistente y estilista, más conocido mediáticamente por su personaje de "La Floppy". 

 

El lamentable fallecimiento se produjo luego de tres días de internación. Hace un mes se había enterado de que padecía leucemia, algo que salió a la luz durante un examen de rutina que se hizo al infectarse de coronavirus.

 

La noticia dejó devastada a Lizy y a todo su entorno más cercano.

 

Noticias relacionadas

"Hace un tiempo conocí una persona maravillosa. Hoy partió. Hemos ocultado su lucha para proteger a su mami, que no iba a poder ir a visitarla por la pandemia", dijo Lizy, en su primer mensaje en redes después de la triste noticia.

 

La muerte de La Floppy fue inesperada,dijo Lizy Tagliani, quien además manifestó muy dolida que más adelante dará más detalles. "Teníamos mucha fe que saldría adelante y nos reiríamos de todo esto, pero quién sabe por qué misterioso motivo, de repente hoy tuvo que partir", se lamentó la conductora y actriz.

 

Finalmente, Lizy agradeció las condolencias recibidas por la partida de La Floppy y pidió no olvidar el humor, una característica que vivía en La Floppy. "Mi único deseo es que la recuerden sonriente o denunciando en las redes por todo lo que yo le hacía, sustos y demás. En mi corazón, en mi vida, amigas, familia, una gran compañera...hasta pronto", dijo Lizy.

 

En una entrevista La Floppy había contado hace un tiempo que se conocieron con Lizy en 2012 y que desde entonces se hicieron inseparables. "Es como mi segunda mamá, mi hermana mayor. Nosotros compartimos la vida, el trabajo. Es la luz de mis ojos. Le duele la panza y a mí se me cae un lagrimón. Tengo una sensibilidad muy importante por ella", contó.

 

El personaje de La Floppy nació prácticamente como una broma entre el asistente y la conductora cuando se conocieron, siete años atrás, en un boliche de Adrogué. "Me cortaba el pelo muy cortito y una vez me dejé el flequillo. En ese instente, Flor Torrente se había hecho el flequillo con el pelo morocho justo y Lizy se había cortado tipo carré, como Araceli González. Jodiendo, me dijo: 'Ay vos sos Floppy y yo Araceli'. Desde entonces, me apodó así", contó Lizy en declaraciones para una revista.

 

Allí también habló del bullying que sufrió por ser gay. "Me han matado a trompadas a la salida del colegio. Hace 20 años no era como ahora", lamentó en algún momento. También se distanció de su papá, quien se mudó a Jujuy porque no podía aceptar la sexualidad de su hijo. "A él no le gustaba mi forma de ser", dijo.