Reunión de Rodríguez Larreta y Alberto Fernández, Foto PresidenciaRodríguez Larreta y Alberto Fernández. Foto: Presidencia.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le presentó este lunes al presidente Alberto Fernández una propuesta para que se permita desde el lunes en la Ciudad de Buenos Aires la práctica de actividades deportivas individuales y al aire libre, como el tenis, el golf y el remo, en una nueva fase de la cuarentena por el coronavirus.

 

Según informaron fuentes del Gobierno porteño, el pedido de Rodríguez Larreta contempla tanto a deportistas federados como amateurs de esas actividades; en tanto incluye instituciones y sedes deportivas "sin áreas comunes", como pueden ser los vestuarios.

 

El jefe de Gobierno entregó la propuesta personalmente al Presidente durante una reunión en la Quinta de Olivos, donde ambos acordaron volver a encontrarse antes del próximo viernes "para definir en conjunto próximos pasos" de la cuarentena, cuya fase vigente vence el próximo domingo, 16 de agosto.

 

Noticias relacionadas

El Gobierno porteño busca activar la segunda de las seis etapas que componen el plan de reaperturas de actividades, la cual estaba prevista para comenzar el lunes 3, pero que fue postergada debido al incremento de casos de coronavirus de entonces.

 

No obstante, fuentes porteñas evaluaron que con el nivel de la contagios de estos días, que mantiene un promedio de 1.100 diarios, "no se puede relajar" la cuarentena, por lo cual impulsan una parte muy acotada de las reaperturas proyectadas.

 

En rigor, la segunda fase de ese esquema contemplaba una serie de medidas vinculadas al espacio público, como la posibilidad de habilitar los locales gastronómicos al aire libre, es decir, aquellos locales que cuenten con mesas y sillas en el exterior. No obstante esta alternativa fue descartada de plano.

 

En cambio, avanzó la habilitación de la práctica de los deportes individuales y también el permiso para que puedan reabrir los comercios situados en la zona del barrio de Once y la avenida Avellaneda, en Flores, los que están cerrados desde el inicio del aislamiento obligatorio.

 

Para ello, el jueves se terminará de definir el esquema bajo el cual se dará la habilitación que podría ser de acuerdo al CUIT de cada comerciante, es decir, aquellos que finalicen en número par podrán abrir los días pares, mientras que los terminados en número impar podrán funcionar los días impares.