Test de ADNTest de ADN, Reuters.

La justicia de La Pampa confirmó una condena por daño moral contra un padre que obligó a su hija a realizarse una prueba de ADN, a pesar de que sabía desde hacía "más de 20 años" que era su padre biológico, informó el miércoles el Poder Judicial de la provincia.

 

La  Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de General Pico, que de esta manera ratificó el fallo de primera instancia dictado por el juez en lo Civil de General Pico, Gerardo Mario Moiraghi. El magistrado había declarado abstracto el reclamo por el reconocimiento de paternidad –ya que al momento de la sentencia se hallaba cumplido– y le dio la razón a la hija en la demanda por daños y perjuicios debido a que cuando suscribió un convenio extrajudicial por alimentos ya sabía que era el padre biológico aunque recién la reconoció más de 20 años después.

 

Los jueces de la Cámara sostuvieron que resulta "inadmisible que un padre no reconozca a su hija porque había sido adoptada por la pareja de la madre". La hija, en su demanda, reclamó el reconocimiento de paternidad y daños y perjuicios y adujo que a pesar de comprometerse a abonar una cuota alimentaria en el año 2000, su padre no quiso reconocerla.

 

Noticias relacionadas

El informe judicial destacó que el demandado admitió el reclamo por alimentos, afirmó que cumplió permanente con ese pago, dijo que aceptó someterse a estudios genéticos para determinar su paternidad y negó "desidia, apatía e indolencia y también una presunta conducta omisiva" ya que, antes del primer reclamo, su hija ya había sido adoptada. Añadió que al revocarse esa adopción, se sometió a la pericia biológica ante el primer emplazamiento e incluso remarcó que pese a estar adoptada por la pareja de la madre, abonó la cuota alimentaria hasta que su hija cumplió 26 años.