Pareja brutal con hijo de 12 años: lo encadenaron a bañera y lo dejaron morir

Eduardo fue el involuntario protagonista de una historia trágica que enluta a la comunidad y a las autoridades del condado de Monroe, en Estados Unidos. El niño fue abusado y condenado a morir sin comida, mientras sus padres lo encadenaban a una bañera.

 

Un crimen aberrante e inexplicable.

 

Según medios locales, toda la agonía del niño fue grabada en video y en fotos. Luis Posso, de 33 años, padre del niño, y su esposa Dayan Median Flores, 26, que enfrentarán cargos por asesinato.

 

Noticias relacionadas

El niño fue hospitalizado, pero murió pocas horas después. Tenía moretones, había bajado mucho de peso y no tenía grasa corporal.

 

De acuerdo con el jefe de la policía local, Brad Swain, el niño sufrió una muerte lenta y dolorosa.

 

En el celular de Posso había videos cuando Pablo estaba sujetado a la bañera y los otros miembros de la familia usaban el servicio sin prestarle atención. Las autoridades encontraron látigos, cadenas y candados.

 

También había una fotografía de Posso junto a Eduardo atado.

 

En su defensa, la pareja ha dicho que el niño no estaba privado de alimentos y lo maltrataba físicamente porque se portaba peor que los otros tres hijos que tiene. Ambos trabajan como promotores de un circo en todo Estados Unidos.

 

“No puedo pensar en otro caso como éste en 30 años, va más allá de todo aquello en lo que he trabajado”, manifestó Swain.