CRIMEN Y MISTERIO

Horror en Luján: asesinaron a un empresario de un tiro en la cara

La pareja de la víctima reveló que entraron ladrones, pero los investigadores dudan de esa versión.
Martes 13 de agosto de 2019

Crimen de un empresario en LujánLa víctima fue identificada por las fuentes como Rolando Josué Nusbaum (67)

Un empresario fue asesinado de un balazo en la cabeza en su casa de un country del partido bonaerense de Luján.

 

Según contó su pareja, cuatro delincuentes entraron a cometer un asalto y escaparon con dinero y armas, pero los investigadores dudan de su versión.

 

La víctima fue identificada por las fuentes como Rolando Josué Nusbaum (67), un empresario que era administrador de un coto de caza en la provincia de La Pampa y el crimen ocurrió durante la madrugada en el club de campo "La Ranita", ubicado cerca de la ruta provincial 6, en el límite de las localidades de Open Door y Manzanares.

 

Noticias relacionadas

Según los primeros resultados de la autopsia, la víctima presentaba un solo balazo que ingresó por uno de los pómulos y el cuerpo no presentaba ningún signo de defensa.

 

En tanto, los investigadores analizan la posibilidad de que Nusbaum haya sido asesinado mientras dormía por la posición en la que fue hallado el cadáver, acostado en la cama y tapado con sábanas y frazadas.

 

Según la versión de Gabriela Moreira, con quien estaba en proceso de divorcio, cuatro delincuentes armados entraron a la propiedad alrededor de las 2 de la madrugada y los redujeron, informó la agencia Télam.

 

Tal como detalló la mujer, los ladrones recorrieron varios ambientes de la casa y se apoderaron de dinero en efectivo (30.000 dólares), dos celulares, elementos de valor como cuchillería y armas de fuego que el propio Nusbaum tenía en su casa y mientras ella recorría algunos ambientes con uno de los delincuentes, escuchó en un momento la detonación de un arma de fuego pero no vio qué sucedió.

 

Además, reveló que tras ello, los ladrones la obligaron a ella a sacarlos del barrio encerrados en el baúl, para que no los viera la guardia.

 

La mujer dijo que dejó a los delincuentes en la ruta 6 y recién cuando la liberaron y regresó con el auto a la casa y fue allí que encontró en una habitación a Nusbaum asesinado y llamó a la Policía.

 

Los peritos hallaron en la escena una vaina calibre 9 milímetros, por lo que se cree que usaron una pistola de ese calibre para asesinarlo.

 

El caso es investigado por el fiscal Pablo Vieiro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 descentralizada de Lujan, quien estuvo en la escena del hecho dando directivas a la Policía.

 

Crimen
Luján
Empresario
CRIMEN EN PILAR

Su mamá desapareció hace casi un año, se fugó y seguía cobrando su jubilación: fue detenido por el crimen

Estuvo casi un año prófugo hasta que fue arrestado en San Cristóbal. El hecho ocurrió en Pilar.
Martes 19 de mayo de 2020

Crimen en Pilar, jubilada desaparecidaJubilada desaparecida.

Ester Inés Ríos, de 71 años, llevaba varios meses desaparecida cuando uno de sus hijos quedó en la mira de la Justicia. El hombre que fue detenido ayer, permaneció casi un año prófugo y se sospecha lo peor: que asesinó a su madre en la casa que compartían en Pilar y siguió cobrando su jubilación.

 

En noviembre de 2019, cuando los efectivos empezaron a hacer preguntas en el barrio para intentar dar con el paradero de la jubilada, la actitud del hombre de 50 años encendió las alarmas. “Al preguntarle al hijo dónde se encontraba su madre, éste daba respuestas esquivas. Posteriormente, el acusado desapareció del domicilio que habitaba y abandonó su trabajo de sepulturero”, contó una fuente cercana a la causa a Pilar de Todos.

 

En la casa de la localidad de Villa Rosa donde vivía encontraron los documentos de Ester tirados debajo de la heladera. Una de sus hijas iba de la comisaría a los medios asegurando que su madre no tenía problemas psiquiátricos y que era imposible que se hubiera ido por voluntad propia.

 

Una de las hipótesis de la familia es que el hijo de la jubilada se había fugado tras cometer "una macana". La otra versión era que la hubiera internado en un geriátrico para quedarse con su dinero debido a que también era su apoderado.

Crimen en Pilar, detenido 

Lo cierto es que a pesar de que las excavaciones en la casa no dieron resultados positivos, los investigadores concluyeron que el caso se trató de un “Homicidio Agravado por el Vínculo” y en las últimas horas detuvieron al prófugo en el barrio porteño de San Cristóbal.

Asesinato
Jubilación
Crimen
Pilar
MACABRO HALLAZGO

Córdoba: así fueron las últimas horas de la mujer asfixiada y calcinada en un basural

La víctima se llamaba Beatriz Karina Bustos, de 42 años. Su cuerpo completamente carbonizado fue hallado en Villa Martínez. LOS DETALLES DEL CRIMEN.
Jueves 14 de mayo de 2020

Córdoba, mujer asfixiada y calcinada en un basural, Beatriz Karina BustosCrimen en Córdoba.

Esta semana apareció un cadáver calcinado en Córdoba. Fue encontrado dentro de un baúl en un basural en Villa Martínez, al oeste de la capital. Se trata de una mujer, brutalmente asesinada por su amante, quien confesó el femicidio cuando quedó detenido.

 

El hecho había comenzado el último domingo al anochecer cuando Beatriz Karina Bustos, de 42 años, fue estrangulada por Fernando Coronel, de 40 años, con quien mantenía una relación sentimental extramatrimonial desde hace tiempo. Luego de una discusión en el departamento de la víctima, ubicado en 27 de Abril y Artigas, en Alto Alberdi se produjo la muerte de la mujer.

 

Los investigadores establecieron que Coronel compró una especie de baúl de madera al día siguiente del crimen y que ahí escondió el cadáver de su amante para luego bajarlo por el ascensor del edificio minutos antes de las 19 de ese lunes.

 

En la oscuridad, con el baúl en la parte trasera de su auto, pasó por la casa de quien sería un expendedor de drogas al menudeo del que Coronel era cliente usual. Antes, frenó en una estación de servicios y compró dos bidones con nafta.

 

¿Cómo se enteró la policía? Fue este "dealer" quien terminó de guiarlos hacia Coronel, ya que le contó a un amigo que el femicida lo había llevado al extenso basural a cielo abierto emplazado en un predio del Ejército, ubicado en Aviador Valenti y Sargento Gómez, Villa Martínez, bajo la promesa de "tirarle unos pesos" para que lo ayudara a tirar ahí y quemar un baúl de madera donde supuestamente llevaba "un perro muerto".

 

Cerca de las 9 del martes, vecinos encontraron el cuerpo de Bustos, irreconocible por el daño del fuego. Si bien las primeras precisiones indicaban que se trataba de una joven de entre 10 y 13 años, el análisis de ADN permitió confirmar que se trataba de una mujer mucho mayor.

 

Ese dato permitió registrar las diferentes cámaras de seguridad apostadas en las inmediaciones del edificio donde vivía Bustos. Y así los investigadores observaron cómo Coronel, con el barbijo obligatorio colocado, sacaba en la tarde del lunes un pesado baúl del ascensor para luego cargarlo en su auto.

 

Cuando el amigo del "dealer" se enteró que en ese predio habían encontrado el cadáver calcinado, este hombre no tuvo dudas de que todo se trataba de la misma historia. Pero no fue a la Policía ni a la Justicia. Su amigo le contó a otro, y así el dato llegó a oídos de los investigadores policiales.

 

Esa misma noche, el cómplice quedó detenido e imputado por encubrimiento, pese a que no dejó de repetir que él siempre había creído que se trataba de un “perro muerto”. No tardó en señalar a Coronel como el autor del crimen.

 

Así el femicida fue detenido en su domicilio, en el barrio Carrara de Horizonte, en el sudoeste capitalino, donde vive con otra pareja. Mientras el acusado era trasladado al Establecimiento Penitenciario N° 9, de barrio Cáceres, alcanzó a decirle a la policía que él la había matado, que todo ocurrió en medio de una discusión “que se le fue de las manos” en la que la estranguló, según revelaron fuentes policiales al diario La Voz.

 

Pese a que esta “supuesta” confesión no tiene ningún valor legal, los investigadores aseguraron que no hace falta buscar a nadie más, que el caso fue esclarecido.

 

Coronel, quien se dedicaba a brindar servicios de catering, fue acusado de homicidio calificado y femicidio, y el fiscal Ernesto de Aragón dispuso que toda la causa pasara a manos de su par de Violencia Familiar, Cristian Griffi.

Córdoba
Crimen