Editorial de Roberto García, Lunes 09-09-19, Canal 26Editorial de Roberto García, Canal 26

El periodista Roberto García inició su programa La Mirada, que se emite por Canal 26, con un excelente análisis del viaje de Alberto Fernández por Europa.

 

“Del viaje de Alberto Fernández por España se supo bastante poco, salvo que tiene la curiosidad que se fue a vivir a la embajada de Uruguay, país muy cercano, y aún más cercano para Fernández el embajador de Uruguay, el señor Bustillo, que también fue embajador en la Argentina. No es un hombre de izquierda, sino un hombre que viene del Partido Nacional. Aquí hizo muchos amigos y desde aquel entonces tiene una buena relación con Fernández”, inició.

“Lo raro es que Fernández estuvo en Madrid, también unos días en Portugal, pero significativamente no fue nunca a la Embajada Argentina, que por otra parte, es peronista: me estoy refiriendo a Ramón Puerta. Es raro que haya ido a vivir a la sede de otro país y ni siquiera visitara al embajador de su país. Cristina diría que 'así no se hace patria'. Y tampoco habló con alguien que fue embajador del Gobierno de Cristina, un amigo de Cristina en España: me estoy refiriendo a Bettini, un hombre de una familia muy castigada en los 70 y que fue compañero de Cristina en La Plata. No se conocen las razones de por qué hay estas diferencias entre peronistas”, amplió.

Noticias relacionadas

“Sin embargo, en el mismo momento, en la embajada argentina, había otro peronista, instalado con su familia. Se trata del gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti. Pero es una cuestión que no se puede resolver, casi de problemas familiares. El viaje no tuvo demasiado significado, tampoco fue muy levantado por los medios, los que lo recogieron fueron bastante críticos y hasta objetaron el peinado de la mujer de Fernández, diciendo que se parecía al de Eva Perón. Y Fernández tuvo una cena empresaria con la gente del banco de Santander, donde no fue un encuentro demasiado amable. También estuvieron los que aportaron al viaje de Fernández, como la gente de Telefonica y la familia del empresario Sigman, uno de los mayores laboratorios del mundo”, comentó.

“Por otro lado, la cuestión es que tampoco estuvo tanto tiempo Fernández con el presidente de España, apenas 15 minutos, pero la información es que tuvo una hora y media. Pero hay un detalle: Fernández estuvo acompañado durante gran parte de su estadía con Marco Enríquez-Ominami, quien fuera un candidato a presidente en Chile, un hombre con el que tiene una vieja amistad. Mucho con chilenos, mucho con uruguayos y nada con algunos argentinos, inclusive con algunos de su mismo partido”, cerró.