PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Nueva York, dividido: a favor y en contra de la cuarentena

El número de muertes diarias por coronavirus en el estado de Nueva York rebasó ligeramente las 100, pero la tendencia sigue descendiendo, indicó el domingo el gobernador Andrew Cuomo.
Martes 26 de mayo de 2020

Periodista Argentino en Nueva YorkMauricio Zabalza desde Nueva York.

Mauricio Zabalza es un periodista argentino que desde hace 20 años vive en Staten Island, Nueva York, Estados Unidos. Desde su ciudad informó el estado de infectados por coronavirus y las políticas actuales que impulsa el presidente Donald Trump.

 

"En la ciudad de Nueva York ha bajado muchísimo la hospitalización... Lo que preocupa es la apertura libre de las playas por la temporada de verano, hubo gente sin barbijo y ahora hay que esperar 14 días para ver que dejó esa exposición", declara el  periodista.

 

En cuanto a las ciudades "rojas" donde el virus está en alza, Zabalza declara: "Los contagios fueron al centro del país en Missouri, el estado de infectados es grave y va en ascenso... Trump dejó al libre albedrío de los gobernadores para que tomen decisiones en sus ciudades sobre la cuarentena y su apertura".

 

Noticias relacionadas

El alcalde de Nueva York Cuomo dijo que el estado se encuentra ahora “decididamente en la fase de reapertura”, y enfatizó que la curva de la tabla de contagios en Nueva York está disminuyendo pese a que en muchas partes del país el número de muertes va en ascenso.

 

El gobernador dio a conocer la cifra más reciente en una jornada en la que el número de decesos relacionados con el coronavirus en la nación se acerca a los 100.000 antes del feriado por el Día de los Caídos en Guerras.

Nueva York
Coronavirus
Pandemia
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en Brasil: demandarán a Bolsonaro por poner en riesgo a periodistas al anunciar su positivo

El presidente de la Asociación Brasileña de Prensa dijo que el presidente continúa actuando de forma criminal y poniendo en riesgo la vida de otras personas.
Miércoles 8 de julio de 2020

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, ReutersBolsonaro, cuestionado por periodistas. Reuters.

La Asociación Brasileña de Prensa (ABP) presentará una demanda ante la Corte Suprema contra el presidente del país, Jair Bolsonaro, a quien acusan de "poner en riesgo" la vida de los periodistas que acompañaron la rueda de prensa en la que anunció el resultado positivo del test de coronavirus.

 

"A pesar de saber que estaba infectado con la Covid-19, el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en riesgo la vida de otras personas", señaló el presidente de la ABP, Paulo Jerónimo de Sousa, en un comunicado hecho público este miércoles.

 

De Sousa denuncia que el mandatario ultraderechista "rompió el aislamiento recomendado por los médicos" y "recibió periodistas de medios de comunicación que considera afines" a sus políticas para "informarles personalmente" que está infectado, según señala la agencia de noticias EFE.

 

El jefe de Estado, de 65 años, compareció ayer con un barbijo blanco sin respetar la distancia de seguridad con los reporteros que se encontraban en el lugar, quienes durante la comparecencia sostuvieron sus micrófonos cerca de la boca tapada del gobernante.

 

Casi al final de su intervención, Bolsonaro, uno de los mandatarios más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, dio unos pasos para atrás para alejarse unos pocos metros de los periodistas y se quitó la mascarilla a fin de pronunciar unas últimas palabras.

 

Para la asociación periodística, la actitud del mandatario infringió el artículo 131 del Código Penal brasileño que castiga "practicar, con el fin de transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado" o "un acto capaz de producir el contagio", bajo pena de uno a cuatro años de cárcel y multa.

 

ABP consideró que el gobernante también violó el artículo 132 al "exponer la vida o la salud de otros a un peligro directo e inminente".

 

"No es posible que el país asista sin reacción a sucesivos comportamientos que van más allá de la irresponsabilidad y configuran claros delitos contra la salud pública", añadió De Sousa.

 

Bolsonaro, tras ignorar en varias ocasiones las recomendaciones sanitarias, confirmó ayer que está contagiado con el virus tras presentar algunos síntomas, como 38ºC de fiebre y dolores musculares.

 

No obstante, señaló que se encuentra "perfectamente bien" e informó que se está tratando con cloroquina, un antipalúdico cuyo eficacia contra la Covid-19 no está demostrada científicamente, pero que él defiende como un remedio seguro contra la enfermedad.

 

Durante la crisis, el presidente calificó a la pandemia -que ya suma casi 540.000 muertes y 11,6 millones de contagios en todo el mundo- como una "gripecita", y acudió a manifestaciones a su favor además de pasear varias veces por Brasilia, provocando aglomeraciones, porque, según dice, su deber es "estar con el pueblo".

 

Brasil es el epicentro latinoamericano de la pandemia y el segundo país más golpeado por el coronavirus, después de Estados Unidos, al registrar 1,66 millones de contagios y cerca de 67.000 muertes, con 1.254 fallecidos en el último día.

Jair Bolsonaro
Brasil
Coronavirus
Denuncia
Pandemia
Contagio
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en Estados Unidos: el país está desbordado y supera 3 millones de infectados

En las últimas 24 horas hubo más de 60.000 nuevos contagios, la cifra más alta en toda la pandemia. Pese a esto y de los 131.521 muertos por coronavirus, el presidente Trump dijo que la mayoría de los nuevos casos son "inofensivos".
Miércoles 8 de julio de 2020

Coronavirus, Estados Unidos, pandemia, ReutersPandemia imparable en EE.UU. Reuters.

Estados Unidos se ha pasado a ser este miércoles 8 de julio en el único país con más de 3 millones de contagios de coronavirus luego desuperar por primera vez los 60.000 en un día, mientras el presidente Donald Trump continúa defendiendo su criticada gestión de la crisis, discrepando con los epidemiólogos de su Gobierno e insistiendo en relanzar actividades, incluyendo las clases.

 

A pesar de que el país vive el mayor repunte de casos de coronavirus en dos meses, Trump ha dicho que la mayoría de los nuevos contagios son "inofensivos" y ha exagerado el alcance de una caída en la tasa de la mortalidad de la enfermedad en Estados Unidos, asegurando falsamente que es la menor del mundo.

 

Desde el comienzo del brote nacional, que es lejos el peor del planeta, con más de 131.500 muertes, el presidente republicano ha minimizado la gravedad de la enfermedad, se negó a hacer obligatorio el uso del barbijo a nivel nacional y se ha resistido a usarlo en público, además de oponerse a las cuarentenas decretadas en algunos estados en el pico de los contagios.

 

Con el país ante una casi segura e inevitable recesión antes de las elecciones presidenciales de noviembre, en las que busca su reelección, Trump, decidido a reabrir la economía a como dé lugar, amenazó hoy con recortar fondos a las escuelas públicas que no reabran, luego de exigir ayer a los colegios que vuelvan a dar clases desde septiembre, cuando empieza el ciclo lectivo en Estados Unidos.

 

Sindicatos docentes, padres de alumnos y autoridades de Educación de estados republicanos, como Texas, rechazaron la intención del presidente, pero Florida, que es uno de los estados más golpeados por el actual repunte, decretó la obligatoriedad de la reapertura de las escuelas desde septiembre.

 

Para volver a abrir las escuelas, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ha recomendado desinfecciones, tapabocas, alternar clases presenciales con clases online, dividir los cursos en dos, contratar personal de reserva, modificar la disposición de los pupitres para mantener el distanciamiento, poner barreras físicas y cerrar espacios comunes.

 

En un tuit, el presidente dijo que las estas recomendaciones del CDC son "muy duras y caras" y agregó que podría "recortar fondos" a los colegios que no reabran, aunque el grueso de la financiación de las escuelas públicas corre por cuenta de los gobiernos estatales o locales.
Más tarde, en conferencia de prensa, el vicepresidente Mike Pence dijo que el CDC elaborará una nueva lista de recomendaciones para abrir las escuelas que será publicada la semana próxima.

 

Pence manifestó que era tiempo de que los chicos volvieran a las aulas y dijo que el Gobierno será "muy respetuoso" de aquellos estados o localidades que no puedan reabrir sus escuelas.
Agregó que el Gobierno enviará personal médico adicional a los estados con repuntes de casos.

 

En la misma conferencia de prensa, la doctora Deborah Birx, una de las principales asesoras del Gobierno ante la crisis, dijo que aquellos estados con repuntes de contagios deberían volver a la fase uno de confinamiento casi total en las casas.

 


Birx agregó no obstante que veía tendencias "alentadoras" en la evolución de los brotes en Arizona, Florida y Texas, tres de los estados más afectados por el repunte, luego de un aplanamiento de la curva de contagios en los últimos siete días, informó la cadena estadounidense CNN.

Estados Unidos
Coronavirus
Pandemia
Muertos
Contagio