Francia, terrorismoFRANCIA. TERRORISMO.

POR MANUEL CASTRO

Hoy se cumple otro aniversario de la masacre en Bataclan, fue en 2015. Un brutal ataque a traición donde 130 personas fueron asesinadas y 413 fueron heridas. Fue el peor atentado en la ciudad de París. Antes fue Charlie Hebdo.

  

Debido al virus procedente de China, las celebraciones de recordación hacia aquellas personas asesinadas por el terrorismo anti-occidental, serán opacadas. Pero el recuerdo de unas muertes inútiles a manos de unos salvajes fanáticos no ha sido olvidado.

Noticias relacionadas

 

Miembros del gobierno con el premier Jean Castex a la cabeza ha realizado el homenaje oficial en los lugares donde la sangre corrió. Homenajes con flores, la radio y la televisión rememorando el trágico hecho. Todo muy bien, pero tarde. Siempre en occidente las cosas llegan tarde. Se respeta lo de afuera y no lo nuestro. ¿Qué es lo que pasa? ¿Nos está afectando algún complejo? ¿Tiene alguien la respuesta?

 

El presidente francés desde hace un tiempo viene insistiendo en la gravedad de la situación, no solo en Europa sino a nivel mundial.

 

En Mozambique, un ataque de seguidores del Daesh (autoproclamado Estado Islámico) atacaron en la zona de Cabo Delgado; 50 civiles fueron decapitados. ¿Recuerdan al profesor Paty? Y más, un gran número de mujeres y niños fueron secuestrados. Seguramente serán esclavos. ¿Le importa a alguien? Seguro que no, como pasa en África…

 

En realidad a los políticos tampoco les importa mucho lo que suceda en los países occidentales. Y si no le importa a los políticos ¿Les importa a los ciudadanos? ¿O siguen comportándose como borregos? El ciudadano es ciudadano toda su vida y no solo cuando vota. A esta altura de mi vida me pregunto si eso sirve para algo.

 

El presidente Macron señaló que “el terror islámico es una amenaza internacional que requiere una respuesta internacional”. Très bon monsieur le président. Muy lindas palabras, pero lo que cuenta son los resultados. Porque occidente, y su país, sigue enterrando muertos.

 

George Chaya (autor de La Yihad Global. El terrorismo del siglo XXI) sobre el tema Bataclan señala: “el discurso de la dirigencia europea, producto de un convencimiento de políticas que se aplican desde la oficina de seguridad de la Unión, es siempre la misma. El problema de esta concepción europea es siempre ir detrás del último ataque, pero nunca prevenir el próximo. De ahí Bataclan o Niza, aunque el primero fue el más cruento por la cantidad de víctimas y por el modo en que se llevó a cabo el ataque. No han sido las políticas europeas las adecuadas para el trato adecuado contra este flagelo. Y cuando Macron dice que el terrorismo es un problema internacional, lógico, estamos de acuerdo; debe ser tratado en consecuencia; es un problema global como también lo es hoy el Covid o años atrás, el ébola.

 

Debe ser tratado de manera internacional por todos los gobiernos en un esfuerzo común. Pero cuando Macron dice lo que dice, transfiere a la comunidad internacional su responsabilidad y las políticas que aplica Francia a la comunidad internacional; ahí se desdibuja su definición porque en realidad lo que debe hacer Macron, como jefe del gobierno francés, es aplicar las políticas necesarias para salvaguardar a la sociedad francesa. Y hoy no se ve con claridad que eso suceda”.

 

Por otra parte la policía del Reino de los Países Bajos investiga el ataque a la Embajada Saudí en La Haya. 20 balazos. Ningún detenido.

 

Se habla de endurecer la política antiterrorista y antiinmigración. Pero nada. ¿Es tan difícil? Es que se empieza ya a cuestionar el Acuerdo Schengen (libre tránsito de mercancías y personas).

 

El hartazgo de la ciudadanía es muy notorio. Terminemos con los juegos. Cuando un problema se quiere solucionar, se soluciona. No mientan más.