Marcela Losardo, ministra de Justicia, NAMarcela Losardo, ministra de Justicia. NA.

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, quiso bajar el tono de la polémica generada por la intención del gobierno nacional de crear una comisión bicameral en el Congreso que realice "el control cruzado" sobre el Poder Judicial. La idea surgió como respuesta a un pedido realizado por el presidente Alberto Fernández en su discurso ante la Asamblea Legislativa.  

 

En declaraciones radiales a El Destape, la funcionaria dijo que "la comisión bicameral es un órgano de asesoramiento no permanente para un asunto determinado. No puede arrogarse atribuciones de otros poderes como son las cuestiones disciplinarias y sancionatorias porque eso sería inconstitucional".

 

La funcionaria de confianza de Alberto Fernández sostuvo que la comisión estudiará al Poder Judicial y elevará informes para mejorar su funcionamiento en caso de ser necesario. Negó que tiene como objetivo interrogar magistrados para luego ser destituidos.

 

Noticias relacionadas

Sobre estas polémicas "atribuciones" se había referido habían sido señaladas en un principio por el senador kirchnerista Oscar Parrilli. Fue el primero en anunciar públicamente que el Frente de Todos estaba trabajando en la conformación de la bicameral, con la mira en citar a jueces y fiscales.

 

Incluso, fue la abogada Graciana Peñafort, integrante del equipo de Cristina Kirchner en el Senado, quien planteó la posibilidad de "remover" jueces. Declaraciones que generaron aún un mayor revuelo.

 

Losardo dijo este miércoles que "en realidad lo que planteó el Presidente es que el Congreso asuma el rol cruzado. Es lo que plantea la Constitución en un sistema republicano y democrático donde se establece que los poderes se controlan entre sí. Acusar y llevar adelante un juicio político son facultades que tienen otras instituciones".

  

El Consejo de la Magistratura es, en nuestro país, el encargado de investigar y aplicar sanciones disciplinarias a los jueces.

 

Según fuentes gubernamentales, Alberto Fernández da el visto bueno a la creación de la comisión en las condiciones que expuso Losardo y que fueron informadas al presidente de la Cámara, Sergio Massa, en busca de que avance con el tema. No les cayó bien las declaraciones de Parrilli, habitual vocero político de Cristina Kirchner, al referirse al tema ya que no estaba en su poder hacer referencia a la misma ante los medios. Y además, porque es muy resistido en Comodoro Py y la Corte Suprema.