Juan Domingo Perón y Antonio Arcuri, peronismo, PJ

Por Antonio Arcuri (*)

 

En 1949, durante el cierre del Congreso Nacional de Filosofía en la ciudad de Mendoza, Juan Domingo Perón, expuso los principios teóricos de lo que daría en llamar la Comunidad Organizada, que tenían su correlato en las realizaciones alcanzadas durante su gobierno desde 1946.

 

Como Presidente de la Nación luego de su paso por la Secretaría de Previsión logró concretar políticas públicas en materia de derechos económicos, sociales y culturales, distinguiendo el desarrollo de la persona humana, cuestión que establecía la movilidad social ascendente.

 

Noticias relacionadas

La Comunidad Organizada es una fuente de saber y razonamiento que alimenta el espíritu de todos aquellos que abrazamos la causa peronista. Desde sus primeras líneas nos ubica en la necesidad de encontrar el sentido que tiene las cosas materiales y como ellas cambian nuestra interacción y nos transforma en actores principales en busca del desarrollo armonioso.

 

“Debemos preguntarnos si, al sobrevenir las radicales modificaciones de la vida moderna, se produjeron las oportunas orientaciones llamadas a equilibrar al hombre conmovido por la violenta transición al espíritu colectivo…”, es un párrafo elocuente de las preocupaciones que carga la humanidad y es menester atenderla.

 

En su base filosófica, Perón advierte que un hombre de estado preocupado en resolver las cuestiones importantes, acorde con su compromiso, “se obliga con sus promesas”.

 

Preocupado por la importancia de los valores morales llamaba a “devolver al hombre su proporción, para que posea plena conciencia de que, ante las formas tumultuosas del progreso, sigue siendo portador de valores máximos; pero para que lo sea humanamente, es decir: sin ignorancia...”.

 

Las aristas que llegan hasta el día de hoy, se vislumbran en esta obra, planteando la necesidad de armonizar en el sistema democrático las necesidades materiales, el buen uso del estado, de nuestros derechos y las obligaciones que ello acarrea.

 

Las preocupaciones que se tratan en este compendio fueron asistidas desde diferentes ópticas por él justicialismo, a quien puede escapar que las realizaciones no llevan esa impronta, cuando marcan por ejemplo la armonía que se logra cuando se cumplimenta la finalidad del estado.

 

Quién se enrola en los principios que indaga esta obra junto a su correlato en el gobierno realizador de Perón, nos decimos peronistas, y nos obligamos a caminar en ese sentido, porque abrazamos una causa que anhela y propicia el desarrollo amplio de la persona humana.

 

Termina la exposición con el fin último de su gobierno y proyecto político al que invitaba a participar, “Esta comunidad que persigue fines espirituales y materiales, que tiende a superarse, que anhela mejorar y ser más justa, más buena y más feliz, en la que el individuo puede realizarse y realizarla simultáneamente, dará al hombre futuro la bienvenida desde su alta torre…”.

 

El peronismo tiene en esta declaración de principios, ocupaciones de alta importancia, porque son aún y serán anhelos que cumplidos por separado, no representa valores sustentables, solo la armonía en la aplicación de ellos nos permitirá introducirnos a un proyecto mancomunado, en que los derechos sea una realidad dentro de una comunidad organizada.

 

Han pasado 70 años, muchos observan sombras y hasta oscuridad en aquel inicio cargado de sueños y concreciones, desmereciendo la lucha que debió enfrentar ese proyecto político, frente a un modelo de superpotencias que estaba en pleno desarrollo, en el que se pugnaba por el dominio total, supeditando los intereses nacionales a una única fuerza.

 

La actualidad es una muestra clara que reclama de la acción de los hombres orientados hacia una mancomunión de ideas, los pilares de Comunidad Organizada es la adhesión que los peronistas de buena cepa deben cargar en sus mochilas para defender los intereses de nuestros hermanos que tanto sufren.

 

(*) Ex Secretario legal y Técnico de la Presidencia de la Nación, Presidente de la Asociación Amigos del Museo 17 de Octubre