Detención de un motochorro en Villa Crespo

Un motochorro murió luego de impactar de cabeza contra un colectivo en el barrio porteño de Villa Crespo mientras huía en moto junto a un cómplice con quien había robado al menos cinco estéreos de auto, informaron fuentes policiales.

 

El hecho ocurrió esta madrugada, cuando personal de la comisaría vecinal 6A de la Policía de la Ciudad de recorrida observó a dos sospechosos parados junto a un Volkswagen Vento estacionado en la esquina de Apolinario Figueroa y Espinosa, de Caballito.

 

Según los voceros, los efectivos intentaron identificarlos pero los delincuentes escaparon a bordo de una moto.

 

Noticias relacionadas

A raíz de esa situación, los agentes emitieron un alerta y se inició una persecución que finalizó en Villa Crespo cuando perdieron de vista el vehículo en el que se trasladaban los sospechosos, quienes durante la huida efectuaron disparos de arma de fuego hacia los móviles policiales.

 

Mientras que en la intersección de las avenidas Federico Lacroze y Forest, dos vecinos se acercaron a un oficial tras encontrar un morral en la calle que contenía cuatro estéreos de auto, que había sido descartado por los delincuentes en la huida.

 

Minutos más tarde, en la esquina de avenida Corrientes y Juan B. Justo, el conductor de la moto realizó una mala maniobra y su cómplice salió despedido del rodado e impactó de cabeza contra el frente de un colectivo de la línea 65 que estaba detenido en el lugar.

 

Tras el accidente, el hombre que conducía la moto escapó, mientras que el otro ladrón resultó gravemente herido y fue trasladado por personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) al Hospital Fernández, donde ingresó en estado reservado y en calidad de detenido, y murió esta tarde.

 

Las fuentes precisaron que el fallecido tenía unos 40 años y no llevaba documento de identidad, al tiempo que fue reconocido por su vestimenta como uno de los involucrados en la persecución.

 

Por su parte, el chofer del colectivo halló otra mochila que contenía otro estéreo de auto y la entregó al personal policial, que dispuso una serie de medidas para localizar al segundo "motochorro".