Medidas económicas, RADIO LATINA

Con un decreto publicado en el Boletín Oficial un domingo, el Gobierno anunció hoy la restricción de la compra de dólares, la obligación de exportadores de liquidar divisas y la autorización del pago de impuestos con bonos. El economista, Mariano Kestelboim, analizó las medidas económicas anunciadas por el Gobierno en RADIO LATINA. 
  

El objetivo de la medida es calmar la plaza cambiaria con medidas de alto impacto que fueron analizadas por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, a pedido del presidente Mauricio Macri, indicaron fuentes oficiales.
  

El decreto dispone que hasta el 31 de diciembre próximo el contravalor de la exportación de bienes y servicios deberá ingresarse al país en divisas y/o negociarse en el mercado de cambios en las condiciones y plazos que establezca el Banco Central.


"Esto es la crónica de una muerte anunciada, había que hacerlo antes y se esperó demasiado", dijo el economista.

 

"El Gobierno tenía todo el apoyo para tomar medidas apáticas pero que sirvieran para formar bases para un crecimiento de la economía", analizó.

Noticias relacionadas

 "Hubo errores muy graves en el manejo inflacionario. Esto se veía venir, después de ganar en 2017 era un momento clave para poder tomar decisiones de este tipo", manifestó.

 

"Había ceguera ideológica, eso de creer que no debían intervenir en el mercado. Por otro lado creo que lo hicieron para beneficiar a grupos económicos como sectores financieros", aseveró.

 

"Se generó un clima de incertidumbre que profundiza el problema. Los bancos tienen capacidad para responder, la situación es distinta al 2001. Creo que tendrán que profundizar las medidas porque hay mucha informalidad ", comentó.

 

"Las reservas no van a alcanzar, el tope es muy generoso. Creo que tenderá a achicar el cupo, muy pocas personas físicas pueden comprar 10.000 dólares, van a ajustar la medida"
"La medida se debió tomar porque los compromisos que habían tomado eran muy exigentes para estos tiempos", expresó.

 

Al finalizar, concluyó: "El punto de partida de los errores fue pensar que el comando el INDEC estaba totalmente reestablecido. Se creyeron que la economía andaba mejor de lo que realmente andaba, la pérdida de poder adquisitivo fue mucho mayor".