ELECCIONES 2019

Alberto Fernández: "No hay ninguna forma de que me convenzan de reformar la Constitución"

El candidato presidencial por el Frente de Todos consideró además que si se impone en las elecciones del 27 de octubre "serán difíciles los primeros años de su gestión" y eso lo atribuyó a que el gobierno actual le dejará "una economía diezmada".
Martes 10 de septiembre de 2019

Alberto Fernández, REUTERSAlberto Fernández, REUTERS

El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, consideró que si se impone en las elecciones del 27 de octubre "serán difíciles los primeros años de su gestión" y eso lo atribuyó a que el gobierno actual le dejará "una economía diezmada".

 

"Si gano, sé que los primeros años de mi gestión serán difíciles porque recibiré una economía diezmada. El Gobierno además redujo a la mitad el Producto Bruto Interno (PBI)", precisó Fernández, quien llegó este lunes desde España, donde visitó al presidente del Gobierno de ese país, Pedro Sánchez, entre otras actividades.

 

El candidato del frente de Todos aclaró que, en caso de ser elegido presidente, pagará la deuda externa: "Le dije a la Mesa de Enlace que debemos ser socios: la Argentina necesita dólares para pagar y ellos pueden exportar".

 

Noticias relacionadas

"Nos enorgullece producir comida para 400 millones de personas pero no podemos resolver el hambre en la Argentina", precisó en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

 

De todas maneras, rechazó para eso reformar la Constitución Nacional al señalar: "No hay que cambiarla, pero necesitamos otro contrato social porque es inadmisible que haya hambre".

 

Por otra parte, reveló parte de una charla que tuvo en privado con el mandatario nacional Mauricio Macri: "Le dije que me parecía necesario poner un feriado bancario ante la situación económica, pero lamentablemente se fueron 3.000 millones de dólares. Luego sí implementaron controles cambiarios".

 

Fernández renovó sus críticas al poder Judicial al remarcar: "La Justicia no funciona como Dios manda sino como ordena el poder de turno, pero no voy a hacer política en los tribunales. Para mí, Cristina es una perseguida política. Yo me voy a ocupar del trabajo, la deuda y el hambre".

 

Por último, confirmó que estará en los dos debates presidenciales con el resto de los candidatos, uno en Santa Fe y otro en la ciudad de Buenos Aires.

 

"No le encuentro el sentido, pero la ley nos obliga a ir", concluyó.

 

Alberto Fernández
Elecciones 2019
GRIETA EN EL GOBIERNO

Mario Negri, duro con Alberto Fernández: "Dijo que venía a romper la grieta y le metió 300 metros más de profundidad"

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados cuestionó el discurso del Presidente en el acto por el aniversario de la independencia argentina. Dijo que "el principal responsable" para terminar con el odio "es el poder".
Viernes 10 de julio de 2020

Mario Negri, Juntos por el Cambio, NAMario Negri, Juntos por el Cambio, NA

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, cuestionó este jueves el discurso que el presidente Alberto Fernández dio en la Quinta de Olivos por el Día de la Independencia. Dijo que el mandatario nacional comenzó su gestión diciendo que “venía a romper la grieta”, pero “le metió 300 metros más de profundidad”.

 

El dirigente cordobés opinó que “por ahí se le escapa un poquito” al oficialismo que “el pasado no es solamente de los que estaban antes” que ellos y consideró que “el problema es que uno no puede cambiar en dos minutos algo a lo que le estuviste poniendo combustible durante muchos días, a lo mejor enojado, desubicado o caliente”, en entrevista por el canal TN.

 

Cuestionó: “Si vos estuviste insultando, diciendo que hay buenos y malos, que unos son ‘odiadores’... ¿quién va a estar a favor del odio? Yo estoy en contra, quiero la democracia plural, pero no es para que lo descubran hoy. Hay mucha militancia del kirchnerismo que ha utilizado esa frase”.

 

Así, el referente radical le respondió al Presidente, quien más temprano, en el acto que encabezó junto a todos los gobernadores del país (que participaron de forma remota), empresarios y representantes sindicales por la fecha patria, había apuntado contra un sector de la oposición al decir que su administración vino “a terminar con los odiadores seriales”.

Mario Negri

“No vengo a instalar un discurso único, yo sé que hay diversidad y celebro y propicio la diversidad. Diversidad de todo tipo, diversidad de género e ideológica”, aclaró el jefe de Estado sobre el final e su discurso.

 

Negri resaltó que “la sociedad necesita que de arriba les digan que no tiene que haber violencia” y consideró que las últimas declaraciones del jefe de Estado fueron como “tirar nafta al fuego”.

 

“En el último tiempo hubo mucha gente que no votó a Alberto Fernández, pero tenía expectativas en él y, encima con la pandemia, que lo empoderó, creían que venía a romper la grieta y por ahí le metió 300 metros más de profundidad”, sostuvo.

 

Para Negri, “hay un estado de sensibilidad de la sociedad muy grande, la grieta no se ha saldado” y “el principal responsable de eso es el Poder, más allá de quien gobierne, es quien orienta y quien marca el rumbo”.

 

“Estamos en un nivel de tensión entre la economía y salud, y además de eso no sos capaz de contenerte y te subís a eso... Yo no sé quién era el jefe de Gabinete para que el Presidente se ponga a retuitearlo”, agregó el diputado, haciendo referencia al video que el mandatario nacional compartió en la red social y en el que se puede ver un resumen del cruce que Santiago Cafiero tuvo con el periodista Diego Leuco días atrás.

 

Por otra parte, el diputado de la UCR celebró la buena relación que hay entre el Presidente y algunos miembros de la oposición, como con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y destacó que “hay que animarse a confesar los afectos”.

 

“Acá hay que administrar las responsabilidades y me parece perfecto (el trabajo coordinado entre ambos). Yo no pierdo ni un minuto en esa discusión. Ojalá que ese comportamiento se vea reflejado en todos lados y no que el Presidente pegue ‘sopapos’ para algunos”, manifestó.

 

Por último, Negri detalló que le parecieron “prudentes“ los dichos del ex presidente Mauricio Macri en la última entrevista que concedió, en la que señaló que el actual Gobierno “ha intentado en la pandemia avanzar sobre las libertades”, pero remarcó que “en el mundo entero se entró en un estado de excepción”.

 

Y finalizó: “Vos cedés derechos en aras del bien común y se los das al Estado. Entonces, la persona que tiene ese poder sobre tu vida tiene en sus manos la libertad. Y si encima la Justicia sigue en feria y el Congreso funciona de manera remota, estamos con una democracia imperfecta”.

Mario Negri
Juntos por el Cambio
Alberto Fernández
GRUPO DE PUEBLA

Alberto Fernández sería parte de una cita regional del Grupo de Puebla que podría generar tensiones con Brasil y Bolivia

Se prevé que el Presidente exponga en el primer tramo de la teleconferencia, como lo hizo en mayo pasado, durante la V Cumbre del espacio. Estarán los exmandatarios Lula Da Silva (Brasil) y Evo Morales (Bolivia).
Viernes 10 de julio de 2020

Grupo de Puebla, Alberto Fernández, Brasil y Bolivia, ArchivoAlberto Fernández en el Grupo Puebla, ARCHIVO. 

Este viernes 10 de julio, Alberto Fernández podría reforzar su apuesta a convertirse en una referencia del polo progresista de América Latina, pero podría profundizar tensiones con otros países de la región.

 

El Presidente argentino es el invitado especial de una teleconferencia convocada para celebrar el primer aniversario de la creación del Grupo de Puebla, donde estarán los exmandatarios Lula Da Silva (Brasil), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador) y José Mujica (Uruguay).

 

Aunque en la Casa Rosada no confirmaron la participación de Fernández, fuentes de la organización anticiparon que se prevé que el Presidente exponga en el primer tramo de la teleconferencia, como lo hizo en mayo pasado, durante la V Cumbre del espacio.

 

El Grupo de Puebla fue fundado en 2019, en esa ciudad de México, en un intento por contrarrestar la hegemonía de fuerzas liberales en América Latina, y tiene como promotor principal al dirigente chileno Marco Enríquez Ominami, amigo del presidente argentino.

 

Este viernes, la teleconferencia podría volver a poner cara a cara a Fernández con Evo Morales, en la misma semana que la Fiscalía General de Bolivia imputó por segunda vez al expresidente por el delito de terrorismo y reclamó su detención. En la Cancillería recordaron que el gobierno argentino no reconoce la legitimidad de la administración de Jeanine Áñez y aclararon que el planteo judicial nunca se tradujo en un exhorto internacional, por lo que la Argentina no está forzada a dar una respuesta sobre el expresidente boliviano, asilado en Buenos Aires desde diciembre. Las gestiones del Grupo de Puebla fueron decisivas para que Morales abandonara su país, después del golpe de Estado.

 

La intervención de Fernández en la última reunión del Grupo de Puebla, también en forma remota, derivó en un reclamo del gobierno de Áñez. La canciller interina, Karen Longaric, acusó al presidente argentino de haber tenido una "actitud injerecista" y de haber "llamado a grupo afines a desestabilizar gobiernos vecinos legítimos". Fernández había manifestado la necesidad de que las fuerzas progresistas se unan. "Si no, estamos ayudando mucho a que la derecha conservadora sobreviva y siga manejando las cosas como lo ha hecho hasta ahora", dijo Fernández con una frase generó tensiones no solo con el gobierno de Bolivia sino también con el de Brasil.

 

Hasta el momento, en la Cancillería argentina confirmaron la participación de Felipe Solá. Pero no anticiparon si habrá un mensaje específico sobre Bolivia. El eje formal de la conferencia es el debate de una "agenda progresista para superar la crisis de la pandemia", detallaron los organizadores en un comunicado. "El propósito de esta instancia es trabajar una propuesta inédita para rediseñar las reglas actuales del mercado, democratizar la sociedad, fortalecer el Estado y la participación social, puesto que el virus Covid-19 puso en evidencia las profundas desigualdades y vulnerabilidades de las sociedades", dice el texto, en línea con el reciente llamado de Fernández para revisar las actuales formas del capitalismo.

 

La teleconferencia empezará a las 14, con la exposición de los principales dirigentes. En ese tramo se espera la presencia de Fernández. Después habrá una conversación más informal entre los miembros del grupo para la elaboración de un documento. En el cierre, programado para las 18, habrá una conferencia de prensa a distancia.

 

Además de Fernández, Morales, Lula, Correa y Mujica, serán parte de la teleconferencia la canciller de España, María Aránzazu González; los expresidentes Ernesto Samper (Colombia) y Martín Torrijos (Panamá), Leonel Fernández (República Dominicana) y José Luis Rodríguez Zapatero (España). Por la Argentina, también estarán los ministros Juan Cabandié (Ambiente) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres).

 

Aunque no fue en el marco del Grupo de Puebla, el último diálogo público de Fernández con Lula también generó repercusiones en la región. En esa charla, el mandatario argentino dijo que extrañaba a Lula presidente de Brasil y cuestionó la política de Donald Trump para la región.

Alberto Fernández
Grupo de Puebla
Brasil
Bolivia