ELECCIONES 2019

Alberto Fernández: "No hay ninguna forma de que me convenzan de reformar la Constitución"

El candidato presidencial por el Frente de Todos consideró además que si se impone en las elecciones del 27 de octubre "serán difíciles los primeros años de su gestión" y eso lo atribuyó a que el gobierno actual le dejará "una economía diezmada".
Martes 10 de septiembre de 2019

Alberto Fernández, REUTERSAlberto Fernández, REUTERS

El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, consideró que si se impone en las elecciones del 27 de octubre "serán difíciles los primeros años de su gestión" y eso lo atribuyó a que el gobierno actual le dejará "una economía diezmada".

 

"Si gano, sé que los primeros años de mi gestión serán difíciles porque recibiré una economía diezmada. El Gobierno además redujo a la mitad el Producto Bruto Interno (PBI)", precisó Fernández, quien llegó este lunes desde España, donde visitó al presidente del Gobierno de ese país, Pedro Sánchez, entre otras actividades.

 

El candidato del frente de Todos aclaró que, en caso de ser elegido presidente, pagará la deuda externa: "Le dije a la Mesa de Enlace que debemos ser socios: la Argentina necesita dólares para pagar y ellos pueden exportar".

 

Noticias relacionadas

"Nos enorgullece producir comida para 400 millones de personas pero no podemos resolver el hambre en la Argentina", precisó en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

 

De todas maneras, rechazó para eso reformar la Constitución Nacional al señalar: "No hay que cambiarla, pero necesitamos otro contrato social porque es inadmisible que haya hambre".

 

Por otra parte, reveló parte de una charla que tuvo en privado con el mandatario nacional Mauricio Macri: "Le dije que me parecía necesario poner un feriado bancario ante la situación económica, pero lamentablemente se fueron 3.000 millones de dólares. Luego sí implementaron controles cambiarios".

 

Fernández renovó sus críticas al poder Judicial al remarcar: "La Justicia no funciona como Dios manda sino como ordena el poder de turno, pero no voy a hacer política en los tribunales. Para mí, Cristina es una perseguida política. Yo me voy a ocupar del trabajo, la deuda y el hambre".

 

Por último, confirmó que estará en los dos debates presidenciales con el resto de los candidatos, uno en Santa Fe y otro en la ciudad de Buenos Aires.

 

"No le encuentro el sentido, pero la ley nos obliga a ir", concluyó.

 

Alberto Fernández
Elecciones 2019
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en Argentina: Gobierno evalúa fase de "reapertura progresiva", restricciones locales y protocolos por actividad

El presidente analiza junto al equipo de epidemiólogos los pasos a seguir después del 10 de mayo. Conocé todos los detalles en la nota.
Miércoles 6 de mayo de 2020

Alberto Fernández, AGENCIA NAAlberto Fernández, AGENCIA NA

El Gobierno activó una ronda de conversaciones bilaterales con gobernadores y consultó al equipo de epidemiólogos con la intención de avanzar, a partir del lunes, con la siguiente fase de su plan sanitario por el coronavirus: la "reapertura progresiva".

 

La idea de Alberto Fernández es encarar una salida gradual y controlada del estado de confinamiento, pero bajo condiciones específicas según el lugar del país y con protocolos puntuales para cada actividad económica. En los papers oficiales, en la nueva etapa podría movilizarse hasta el 75% de la población.

 

Para habilitar la reapertura progresiva de la cuarentena, el Gobierno se trazó como meta alcanzar un ritmo de duplicación de casos de coronavirus cada 25 días. En rigor, el objetivo ya fue superado: fuentes oficiales señalaron que la tasa de duplicación está en 26,7 días.

 

Fernández, no obstante, advirtió que no habría todavía un regreso a la normalidad y reconoció la complejidad que tiene flexibilizar el confinamiento general. "Los que dicen que hay que salir de la cuarentena ya, sepan que salir en los términos que ellos reclaman es llevar a la muerte a miles de argentinos. Es muy difícil dosificar la salida", admitió.

 

Atento a que están dadas las condiciones epidemiológicas para pasar a la siguiente fase, el Gobierno avanzó en las últimas horas en dos planos: un análisis de los centros urbanos del país y un estudio de posibles protocolos sanitarios para los distintos sectores de la economía.

 

Por un lado, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, vienen llamando por teléfono a los gobernadores -sobre todo los que tienen en sus territorios grandes conglomerados urbanos o los que enfrentan situaciones epidemiológicas más comprometidas- para hacer una evaluación provincia por provincia.

 

Así, mientras que en la fase en curso de la cuarentena se estipuló un criterio general para todas las aglomeraciones urbanas del país de más de 500.000 habitantes, para la siguiente etapa no se descarta que existan protocolos diferenciados por región. Se pasaría al esquema de "restricciones locales".

 

Hoy, Cafiero y De Pedro, junto con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, se reunieron con Horacio Rodríguez Larreta en la Casa Rosada. Sumaron vía teleconferencia al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para comenzar a trabajar en un esquema para el lugar más crítico del país: la zona metropolitana. Las dos jurisdicciones concentraron el 65% de los casos de coronavirus reportados hasta hoy.

 

Por otro lado, Fernández anticipó que elabora protocolos específicos por rama de la actividad. "Estamos trabajando con Ginés [González García], Santiago [Cafiero] y Wado [De Pedro] en protocolos para una serie de actividades. Contemplan como condiciones evitar el uso del transporte público y los traslados interjurisdiccionales, y poner pautas sanitarias, como el control de la temperatura (de los empleados) ", dijo el Presidente.

 

La gran preocupación del Gobierno sigue siendo el transporte público, el vector que hizo crecer la curva de contagios en muchas ciudades del mundo. Por eso, en la Casa Rosada hoy deslizaban que una de las alternativas que se evalúan es la de estipular, además, franjas horarias para las distintas actividades, de modo de controlar el flujo en las horas pico.

 

En el Gobierno aseguran que habrá muchas restricciones que seguirán en pie, como las clases, o la prohibición de eventos masivos.

Alberto Fernández
Cuarentena
Coronavirus en Argentina
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Alberto Fernández: "Salir ya de la cuarentena es llevar a la muerte a miles de argentinos"

El Presidente sostuvo que la situación del aislamiento "lamentablemente no tiene un gotero para manejarlo". Aseguró que estudian "organizar" el inicio de algunos sectores industriales "en base a protocolos y condiciones" que deberán cumplir, evitando también "el transporte interjurisdiccional".
Miércoles 6 de mayo de 2020

Alberto Fernández, AGENCIA NAAlberto Fernández, AGENCIA NA

Alberto Fernández juzgó que sectores de la oposición "están jugando con el malestar" de algunos argentinos frente a la cuarentena impuesta por el coronavirus, pidió "prudencia" a la sociedad para controlar la velocidad de los contagios de Covid-19 y juzgó que ciertos empresarios "pareciera que se aprovechan del Gobierno y castigan al que trabaja".

 

"Hay mucha mala intención y mucha intencionalidad política, y a los que dicen que hay que salir ya de la cuarentena les digo que eso es llevar a la muerte a miles de argentinos", expresó el Presidente y le pidió "a la gente que reflexione", en una entrevista telefónica que concedió a Radio Con Vos.

 

Durante el diálogo, que se extendió por una hora, el mandatario argumentó que "todo no se puede hacer", como sostener la "cuarentena y que todo el sistema económico funcione igual" y recomendó, en esta etapa de la pandemia, "moverse con mucha prudencia".

 

"Hay sectores de la oposición que hacen reclamos alejados de la realidad y no miden las consecuencias de lo que están proponiéndole a la gente", insistió y recordó que "el Estado les está haciendo un aporte" a las empresas al "pagar la mitad del sueldo" de sus trabajadores" y les pidió que no "abusen" con otras medidas que no son justas.

 

Advirtió que pareciera que algunos se "aprovechan del gobierno y castigan al que trabaja" porque pese al aporte del Estado optan por seguir disminuyendo el sueldo de los empleados, en el porcentaje que les toca afrontar a ellos.

 

"Hay que moverse con mucha prudencia en este tramo de la cuarentena. Existen sectores de la oposición que hacen reclamos alejados de la realidad y parecen no mirar las consecuencias de lo que les están proponiendo", declaró Fernández y remarcó: parte de la oposición "hace un uso perverso de la inestabilidad emocional de la gente que está en cuarentena y la impulsa a hacer reclamos alocados".

 

La flexibilización del aislamiento

 

El jefe de Estado confirmó que el gobierno estudia "organizar" el inicio de algunas actividades de sectores industriales, como el automotriz, "en base a protocolos y condiciones" que deberán cumplir y sin la utilización del "transporte interjurisdiccional".

 

Con todo, volvió a advertir que, si no funciona la apertura de nuevas modalidades de trabajo, deberá sostenerse el esquema implementado hasta ahora, desde el inicio del aislamiento, el último 20 de marzo.

 

El mandatario consideró que el gobierno y la sociedad "están cumpliendo los objetivos" fijados en el marco del aislamiento por el coronavirus y destacó que se está "muy cerca de que la velocidad de duplicación del contagio sea de 25 días", tal como se había pautado.

 

"Es muy posible que lo cumplamos y que podamos hacer una apertura mayor en estos días", pronosticó.

 

Impuestos

 

En otro orden, en cuanto al sistema impositivo, Fernández observó que hay "que modificarlo todo" porque "no es justo que el mayor aporte de Ganancias lo haga el que vive de un sueldo".

 

Así se pronunció cuando lo consultaron sobre el proyecto extraordinario a las grandes riquezas que trabaja el bloque oficialista en Diputados y aclaró que prefería hablar, no de un tributo, sino de "un aporte excepcional de las grandes fortunas", que, precisó, "son 1.300 millones de dólares que están en manos de 11.000 argentinos".

 

Barrios de emergencia, Justicia y fútbol, entre los temas

 

También afirmó que "Buenos Aires está reaccionando muy bien en la ciudad y en los barrios de emergencia, donde está el mayor riesgo de exposición al coronavirus por la aglomeración humana, tratando de hacer testeos" para detectar contagios y organizado "para llevar a personas en riesgo a hoteles".

 

En cuanto a las declaraciones que formuló la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre las presiones que el gobierno de Mauricio Macri hizo sobre la Justicia, aportó que "todo el mundo sabe lo que ocurrió en Tribunales" en la anterior gestión, más allá de lo que haya denunciado la camarista Ana María Figueroa, de quien dijo que "nunca dio nombres" al hacer referencia a presiones de parte del Ejecutivo de la gestión anterior.

 

En relación al proyecto de ley del aborto, el mandatario aseveró que esa iniciativa está preparada desde el 1 de marzo", pero explicó que en este contexto "se le está pidiendo" al Poder Legislativo "otros aportes", como el tratamiento de los Decretos de Necesidad y Urgencia", por lo que, agregó, "se tratará cuando" ese cuerpo "esté en condiciones de hacerlo".

 

Sobre el retorno del fútbol, el Presidente indicó que "no podemos volver a la aglomeración de gente", ya que "es muy riesgoso" en el marco de la pandemia por coronavirus, y consideró que "vamos a tener que evitar el contacto en espectáculos públicos por mucho tiempo".

Alberto Fernández
Cuarentena
Coronavirus en Argentina