Producción industrial, informeUso de capacidad instalada

El uso de la capacidad instalada en la industria se ubicó en octubre en 62,1%, el nivel más alto del año, pese a que mostró una baja de 2,7 puntos porcentuales respecto de igual período de 2018, informó el INDEC.

 

En septiembre pasado, la utilización de la capacidad del sector manufacturero se había ubicado en el 57,7%, según información oficial.

 

El porcentaje verificado en octubre se ubicó en el más alto de todo 2019, superando a mayo (62%), abril (61,6%) y agosto (60,5%).

 

Noticias relacionadas

Según los números oficiales, la industria nunca superó el 69,2% en el uso de su capacidad instalada durante la administración de Mauricio Macri, con lo que siempre hubo un 30% de parálisis.

 

Entre los rubros más afectados, la industria automotriz registró en octubre un nivel de utilización de la capacidad instalada de 43,2%, inferior al de octubre de 2018 (45,9%), originado en la disminución de la cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices.

 

En octubre, el bloque de productos textiles presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 51,4%, superior al registrado en el mismo mes de 2018 (47,4%), a partir de la mayor elaboración de hilados de algodón y de tejidos.

 

Por los menores niveles de elaboración de bebidas y de productos lácteos, el bloque de alimentos tuvo en octubre un uso de la capacidad del 64,4%, inferior en más de dos puntos al verificado en igual período de 2018.

 

Los bloques sectoriales que presentaron niveles superiores al índice general fueron: refinación del petróleo (80,8%), papel y cartón (75,1%), industrias metálicas básicas (73,1%), productos del tabaco (73,1%), minerales no metálicos (72,2%), alimenticios y bebidas (64,4%) y sustancias químicas (63,7%).

 

La refinación del petróleo mostró un nivel de capacidad instalada de 80,8%, superior al de octubre de 2018 (78,8%), mientras que en el caso de las industrias metálicas básicas llegó a 73,1%.

 

En el caso de los productos del tabaco, la utilización de capacidad instalada trepó a 73,1% superior al registrado en el mismo mes de 2018 (71,4%), que se vincula con el incremento en la fabricación de cigarrillos.