Coronavirus, China, epidemia, REUTERSCoronavirus, REUTERS

Este jueves se registró el mayor salto en número de afectados y víctimas mortales en un solo día desde que comenzó el coronavirus. Se registraron 242 muertos y 15.000 nuevos infectados.

 

La escalada en las cifras se debe a un cambio de criterio en el diagnóstico y en todo el continente han fallecido ya un total de 254 personas durante la jornada. Hasta ahora solo se contaba como contagiados a quienes habían dado positivo en una prueba de ácido nucleico. Pero esa prueba es lenta y faltan equipos y laboratorios para realizarla sobre todos los casos sospechosos, por lo que a partir de ahora se permitirá que los médicos incluyan también a los pacientes que presentan señales de la enfermedad en exámenes por tomografías.

 

El número de infectados en el país oriental supera ya los 60.000, de los que han fallecido 1.363 personas y de los que 8.204 se encuentran graves. En tanto, Hubei acapara la gran mayoría de los casos.

 

Noticias relacionadas

En esa provincia ya son 48.206 infectados y 1.310 fallecidos. Wuhan, su capital y lugar donde comenzó la epidemia, registró la mayoría de las nuevas infecciones notificadas este jueves.

 

Mientras tanto, este jueves el grupo de españoles repatriados de la ciudad china de Wuhan, recibieron el alta médica tras dos semanas de cuarentena en el Hospital Gómez Ulla de Madrid.

 

“Llegaron sanos y se han ido sanos. Pedimos que cuando lleguen a sus casas sus familiares y amigos les den la mano, les abracen, que los niños sigan jugando con sus hijos. Estuvieron en Wuhan pero no se infectaron”, explicó María Vicenta García Rosado, jefa del Servicio de Medicina Preventiva del hospital.

 

En Japón, se confirmó la muerte de una mujer de unos 80 años que residía en la prefectura de Kanagawa, cerca de Tokio.

 

En tanto, Vietnam puso en cuarentena a una población de 10.000 habitantes en la que se concentran siete de los 16 casos del coronavirus detectado en el país.

 

La epidemia de Covid-19 ha desatado una importante purga de Pekín entre los dirigentes locales de Hubei, la provincia foco de la enfermedad. Los ceses entre los altos cargos de Hubei se daban por seguros una vez que Pekín había dejado claro por distintas vías su descontento con la evolución de la crisis en la provincia, y que se desmarcaba de la gestión de los líderes locales. El lunes, el propio Xi había pedido medidas más firmes a Wuhan, durante una visita a un hospital y un centro comunitario para atender a los infectados en Pekín.

 

En ese marco, los hospitales de la provincia se encuentran desbordados por la cantidad de enfermos y carecen de suficientes mascarillas y otro material protector, botellas de oxígeno y máquinas de ventilación, entre otros suministros, y continúan pidiendo donaciones.

 

Se conoció además que en Rusia, Alla Ilina, una ciudadana rusa de 32 años, ha protagonizado una huida de película del hospital donde estaba internada para cumplir la cuarentena en una clínica de San Petersburgo tras volver de unas vacaciones en la localidad china de Hainan.

 

Al poco de llegar, alertó a los médicos de que le dolía la garganta y estos la enviaron al hospital para hacerle pruebas del Covid-19. Firmó el ingreso y dio negativo, así que le prometieron que en 24 horas estaría fuera, contó al diario Fontanka; pero más tarde le dijeron que debía cumplir dos semanas de cuarentena, el tiempo recomendado y pautado en muchos países.

 

Ilina ha explicado que al principio se conformó. Pero que después de que más análisis dieran negativo al virus, las condiciones del hospital la llevaron a marcharse.

 

Los primeros ciudadanos rusos evacuados por las autoridades de la ciudad china de Wuhan cumplen cuarentena en un hospital de Tiumen, en Siberia. Un centro protegido por la guardia nacional y una cerca de seguridad.