Coronavirus, REUTERSCoronavirus, REUTERS.

Las autoridades chinas de Hubei reportaron que en la semana que solo se habían registrado 349 nuevos casos de coronavirus, una cifra menor si la comparamos con los nuevos casos registrados en días previos, en los que el conteo rondaba los 1.700.

 

La caída de cifras se dan tras nuevos lineamientos para detectar si una persona está infectada o no con una prueba de laboratorio que compruebe la presencia del virus.

 

Las autoridades usaron una definición previa y así unificó su criterio con el que se aplica en el resto del país. Esto es el tercer cambio en una semana en Hubei, y sexto a nivel nacional desde el 15 de enero.

 

Noticias relacionadas

Epidemiólogos señalan que estos cambios crean confusión en el público y entre los expertos en salud, y hacen más difícil el seguimiento. Incluso hay sospechas de que ésta podría ser una estrategia de China para demostrar que está conteniendo exitosamente la propagación del coronavirus y que el pronóstico no es tan sombrío como se pensaba.

Coronavirus, epidemia, China, contagio, muertos, REUTERS

"Tengo muchas sospechas de todo lo que están diciendo", le dijo Ralph Baric, experto en coronavirus de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, al medio Statnews.

 

Benjamin Cowling, experto y profesor de epidemiología, relató a BBC: "En el comienzo del brote, se contaban los casos que se confirmaban por una prueba de laboratorio. Primero tenía que estar vinculado a otros casos, o cumplir con una serie de requisitos clínicos, incluidos el de tener neumonía".

 

"La lógica detrás de esto es que es muy posible que los pacientes internados hayan contraído el coronavirus, y por ello no hace falta confirmarlo con una prueba de laboratorio, ya que esto no cambiaría el manejo clínico del caso. Por eso creo que el motivo por el que se enfocaron en el diagnóstico clínico a principios de esta semana pudo haber sido para liberar la capacidad de los laboratorios, en momentos en que las autoridades sanitarias de Wuhan iniciaron una nueva estrategia que consiste en ir de puerta en puerta a tomar la temperatura de la gente y hacerle la prueba a aquellos que tienen fiebre", argumenta el epidemiólogo.

Coronavirus en China, REUTERS
"No lo sé, pero no creo que los cambios tengan que ver con una manipulación, porque entiendo la lógica de cambiar la definición de casos confirmados en Hubei. Las primeras definiciones de caso por lo general no son correctas, porque se hacen con información limitada de los casos más tempranos", explica Cowling


"También se la cambió cuando se quiso expandir el rango para incluir infecciones más leves, porque ahora se sabe que una proporción significativa de gente infectada con el nuevo coronavirus no tiene neumonía", señala el epidemiólogo.

 

No obstante, Cowling reconoce que los cambios pueden ser frustrantes y que sería de "gran ayuda tener consistencia (de la definición de caso) en todo el país", para entender mejor.

Coronavirus en China, REUTERS

La información recabada en el hospital donde se les hizo una prueba a todos, "puede servir para hacer un rastreo más sistemático en el tiempo para seguir el curso de la epidemia, y no como en China, donde la prueba de laboratorio está motivada por una sospecha clínica".

 

Cowling cierra que esta decisión podría "evitar una situación en la que no sabemos si las cifras suben o bajan, o por qué los números cambian".