Gobierno, coronavirusGobierno, coronavirus.

El presidente Alberto Fernández se reúne con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y los intendentes del primero y segundo cordón del conurbano, según anunció hoy el propio mandatario.



El encuentro, precisó en diferentes entrevistas que concedió hoy, tendrá lugar en la residencia de Olivos a las 11 y será con el mandatario bonaerense y "todos los intendentes del primero y segundo cordón del conurbano".



"La reunión será con los intendentes de todos los sectores políticos", dijo Fernández, y agregó que el objetivo es "ver la logística" que hay que "desplegar" en el principal distrito del país.



En tanto, el gobierno nacional seguía trabajando hoy en el control del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el 20 de marzo, pero también en medidas para mitigar el efecto de esta pandemia en los sectores más vulnerables de la sociedad, como quienes recurren a comedores para su alimentación, jubilados y beneficiarios de Asignación Universal por Hijo.



Respecto a los controles, autoridades de los gobiernos nacional y porteño continuaron hoy realizando operativos conjuntos, con un nuevo sobrevuelo esta mañana por los principales puntos de acceso a la ciudad de Buenos Aires para verificar el acatamiento del aislamiento.



El ministro del Interior, Eduardo Wado De Pedro; su par de Seguridad, Sabina Frederic; el secretario de Seguridad, Eduardo Villalba; el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, recorrieron a bordo de un helicóptero las zonas que suelen tener mayor tránsito vehicular, según se informó hoy desde Presidencia y desde el gobierno porteño.

Noticias relacionadas



La aeronave aterrizó en el peaje de la autopista Riccheri, donde la Policía Federal llevaba adelante un operativo de control y en el que circulaban apenas 50 vehículos por hora, la cuarta parte de los que lo hicieron ayer.



Las autoridades reiteraron el pedido a la población para que permanezcan en sus casas y respeten las normativas dispuestas por el Gobierno para detener al coronavirus, a la vez que recordaron que quienes las incumplan enfrentarán una causa penal.



Mientras tanto, el ministerio de Desarrollo Social, con el foco sobre el efecto de la situación sobre los sectores más vulnerables, evaluaba un sistema de "viandas" y de "módulos alimentarios" para que la gente pueda llevar a sus hogares "alimentos para varios días" y evitar el contacto y la circulación durante el aislamiento por coronavirus.



"Hay mucha gente que ya la estaba pasando mal y a partir de la pandemia se complicó mucho", dijo Arroyo al explicar en diálogo con Radio 10 la situación que genera el brote mundial de coronavirus en la población más vulnerable.



Según explicó, el sistema de viandas busca que la gente que concurre a los comedores todos los días, ya no se quede a comer en el lugar, sino que se lleve su comida al hogar y así mantenga el “distanciamiento".



Lo mismo se intentará con los módulos alimentarios, que son cajas con variedad de productos comestibles, que la gente podrá llevarse a su casa para utilizarlos a lo largo de por lo menos una semana.



Además, la cartera de Desarrollo Social que conduce Arroyo trabaja sobre otros dos objetivos en materia social, que son: "mantener los ingresos" para el sector informal de la economía y "mejorar las condiciones en materia de aislamiento" de las personas, sobre todo "donde viven cinco personas en un ambiente" que, asumió, "es más complicado".



"Estamos haciendo arreglos locales, mejorar la vivienda, la escuela, un movimiento solo barrial para mejorar las obras de infraestructura", precisó, y dijo que también "se están analizando medidas" para mitigar el efecto de las medidas sobre los monotributistas que, asumió, son "gran parte de la economía", así como se avanza en la perspectiva de "bonos para jubilados, planes sociales y los que reciben la Asignación Universal por Hijo".