Fila de jubilados en bancos para cobrar jubilacionesFila de jubilados para cobrar jubilaciones

Esta semana comienzan a abonanarse jubilaciones, pensiones, pensiones no contributivas, AUH, prestaciones por desempleo y los bancos que emiten pagos abrirían las sucursales y centros de pagos desde este viernes para que puedan cobrar por caja sus beneficios los que no tienen tarjeta de débito o está vencida.

 

Es en el marco de las medidas que estudia y se van anunciando dentro de la nueva cuarentena por la llegada del coronavirus a la Argentina.

 

El gabinete económico se reúne para resolver cómo implementar la medida teniendo en cuenta que un gran sector de los que deben ir a las sucursales es gente mayor, considerada en situación de riesgo.

 

Noticias relacionadas

La idea que prevalece en la reunión es habilitar la concurrencia a las sucursales bancarias por turno, seguramente según el número de terminación del DNI de los beneficiarios u otras alternativas para evitar la aglomeración de gente en las sucursales y centros de pagos.

 

En declaraciones radiales, el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, dijo que "si hay abrir las sucursales para pagar a jubilados y demás beneficiarios, esa actividad se va a llevar adelante". Pidió que "no haya aglomeración de gente" y que los familiares ayuden a la gente mayor a habituarse con el uso del cajero automático para retirar el dinero en cualquier momento y sin aglomerarse.

 

Por la falta de tarjeta de débito o porque la tienen vencida, más de 2 millones de personas (básicamente jubilados o beneficiarios de AUH) no pueden hacer compras ni extraer dinero de los cajeros automáticos. Incluso los que sí la tienen realizan sus compras en efectivo, tienen la tarjeta de débito vencida y retiran del banco  (no del cajero automático) el dinero en efectivo. Además, en muchos barrios, los pequeños comercios solo aceptan el pago en efectivo.

 

En el caso de los 120.000 que cobran la Prestación por Desempleo ni siquiera tienen tarjeta de débito, porque perciben el subsidio por cajero en la sucursal bancaria asignada.