Alberto Fernández, Luana Volnovich, Gobierno, PAMI, NAAlberto Fernández y Luana Volnovich. NA.

La diputada nacional Graciela Ocaña dijo que el PAMI compró 1.500 sachets de alcohol en gel y desembolsó más de 1.000 pesos por cada unidad, un precio 137% superior al que el Gobierno sugiere por este producto de primera necesidad para el combate de la pandemia del coronavirus. La directora de la entidad, Luana Volnovich, dijo este martes que “no hubo compra con sobreprecio” y que esa especulación es “una mentira, con mala fe e ignorancia”.

 

Las dudas comenzaron luego de que se desatara un escándalo por compra con sobreprecios en el Ministerio de Desarrollo Social. Ocaña afirmó que el PAMI hizo “una contratación directa en el marco de la emergecia por tres meses, lo cual ya nos llama la atención, y han comprado alcohol en gel en precios muy superiores a los de los mercados y los precios cuidados o máximos del Gobierno”. “Parece que el PAMI no tiene los mecanismos para comprar a una oferta de mejor calidad”, opinó.

 

La legisladora de Juntos por el Cambio dijo que, desde el organismo “extraoficialmente han aducido que es un sachet especial, pero me parece que el costo que pagan, incluso para ser un sachet es superior”. “El alcohol en gel de ese tipo está entre 600 y 800 pesos, y acá se pagaron 1100 pesos, y si lo llevas a un litro, estaría en 1300”, detalló Ocaña.

 

Noticias relacionadas

La compra se realizó el 2 de abril y fue oficializada ese día en el expediente, donde se ordena “adjudicar la Contratación Directa por urgencia a la firma, SERVICIOS PARA LA HIGIENE SA por un monto total de pesos un millón seiscientos veintinueve mil ochocientos cincuenta y cinco con 00/100) ($1.629.855,00)”. El documento de la resolución al que accedió PERFIL detalla la compra de 1.500 unidades de “gel alcohólico en sachet x 800 ml” a la empresa mencionada, por el precio unitario de 1.086,57 pesos, lo que suma un total de $ 1.629.855,00.

 

El documento detalla, “que la Dirección Medica de la Unidad Asistencial Dr. César Milstein del Sistema Por Más Salud, solicitó realizar una Contratación Directa por presupuesto por urgencia con lo dispuesto por el artículo 24° inciso d) apartado 1.2), del Régimen de Compras y Contrataciones del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, aprobado por Resolución Nº 124/DE/18”. Indica también que se registró la contratación directa “por urgencia” y se convocó a la presentación de presupuestos vía Internet.

 

Alcohol en gelAlcohol en gel.

 

Contestando estas dudas, la diputada elevó un pedido de informe sobre la compra realizada por el PAMI, en el que se solicita indicar la razón por la cual se hizo esa transacción “a precios más altos que los de mercado” y por qué razón no se compró ese producto “en envases que contengan mayor cantidad, para luego ser fraccionado por la misma farmacia del Centro de Salud al que fueron destinados, a fin de obtener precios más competitivos”.

 

Ocaña va más allá, solicitando que se explique cual era el stock de alcohol en gel que tenía el Hospital Dr. Cesar Milstein antes de la solicitud de compra y las razones “por las cuales la compra no fue efectuada con anterioridad, siendo que desde el mes de Enero la Organización Mundial de la Salud alertó sobre las características del COVID-19 y las formas de evitar el contagio, entre las cuales se encuentra el uso de alcohol en gel”.

 

En respuesta ante estas incertidumbres, Luana Volnovich dijo en una entrevista que “no hubo compara de alcohol en gel con sobreprecio” y que esa especulación es “una mentira, con mala fe e ignorancia”. “Yo estuve siguiendo esto todo el día y me genera mucho dolor e indignación porque la verdad que es una mentira absoluta, es falso”, afirmó.

 

Volnovich explicó que “todo lo que compra el PAMI, son los productos que el mundo se pelea por comprar”. Y agregó: “Compararon con mucha mala fe o mucha ignorancia, compararon peras con manzanas. Compararon el alcohol en gel que conocemos todos, que usamos en nuestras casas, que no conseguimos en todos lados, que es carísimo, que los vivos especulan, lo compararon con un alcohol en gel que se usa en los hospitales”.

 

Graciela OcañaGraciela Ocaña. NA.

 

Según explicó la funcionaria, se trató de una compra de productos especiales destinados a los dispensers que ya se encuentran instalados en el hospital, razón por la cual no se podía comprar otro. "El hospital del Pami en la Capital Federal tiene estos dispenser que compró la gestión anterior; nosotros estamos obligados a comprar los repuestos que compró la gestión anterior. En una Argentina donde aplaudimos a nuestros médicos, yo también tengo la responsabilidad de cuidar a los profesionales del Pami", afirmó.

 

La controversia se da poco después de que Gonzalo Calvo fuera removido de su cargo como secretario de articulación de Políticas Sociales por considerarlo responsable de la compra de alimentos que realizó su cartera con precios por encima de los precios testigo que tiene de referencia la Sindicatura General de la Nación (Sigen).

 

La controversia comenzó en la víspera, cuando el Ministerio de Desarrollo Social publicó seis resoluciones en el Boletín Oficial que autorizaban la compra de cinco toneladas de alimentos por un total de 534 millones de pesos. En el documento que se detallaban los precios de cada insumo, algunos de los cuales eran más caros que los precios testigo.

 

Los alimentos iban destinados a comedores y merenderos de zonas vulnerables del país en un momento de emergencia como el que vive el país a consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus (causante del COVID-19).