Alberto Fernández junto a referentes sociales de barrios populares de la Ciudad, AGENCIA NAAlberto Fernández junto a referentes sociales de barrios populares de la Ciudad

El presidente Alberto Fernández recibió en la residencia de Olivos a referentes sociales de los barrios populares de la ciudad de Buenos Aires, para interiorizarse sobre la situación que atraviesan en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus COVID-19.

 

En ese marco, el mandatario nacional afirmó que el Gobierno nacional pondrá en marcha inmediatamente políticas públicas que permitan que en los barrios populares no se potencien los contagios.

 

"Sé que tienen problemas y vamos a ayudar a resolverlos, quiero que los que están sufriendo, no sufran más", destacó Fernández.

 

Noticias relacionadas

Y agregó: "Argentina fue un país distinto cuando le dimos derechos a la gente. Y fue muy distinto cuando se los sacaron".

 Alberto Fernández junto a referentes sociales de barrios populares de la Ciudad, AGENCIA NA

Además, el Estado nacional pondrá a disposición un edificio cercano al barrio Padre Mugica con 700 camas, que servirá como espacio de aislamiento, y la realización de testeos.

 

De la reunión participaron Nacho Levy, Fidel Ruiz, Lilian    Andrade, Joana Ybarrola, Nancy Orellana, María Angélica Urquiza, Nelson Santacruz, Cándida Orosco Vargas, Paola Castro, María Claudia Albornoz, Alejandro Mur Rios, Yamila Aquino Galeano, Alejandra Díaz y Anabel Delgado.

 

Los referentes sociales expusieron un informe pormenorizado sobre la situación en los barrios populares, en el que hicieron hincapié en el derecho al acceso al agua potable, la distribución de alimentos, el subsidio para la compra de garrafa, el riesgo eléctrico con el que conviven y el aumento de los casos de dengue.

 

El Presidente estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; de Defensa, Agustín Rossi; la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

 

También participaron el senador por la ciudad de Buenos Aires Mariano Recalde, la diputada nacional Paula Penaca, los legisladores porteños Claudio Ferreño, Javier Andrade y María Rosa Muiños, y los presidentes de las juntas comunales de la Comuna 4, Ignacio Álvarez, y de la Comuna 8, Miguel Eviner.

 

ENTREVISTA CON RADIO LATINA 

Luego de la reunión con el Presidente, Alberto Fernández, y referentes sociales de barrios populares porteños; la legisladora del Frente de Todos y vicepresidenta 2da. de la Legislatura porteña, María Rosa Muiños, calificó el encuentro como “auspicioso sobre todo para las organizaciones sociales que participaron” y afirmó que “la forma en que hoy incide la pandemia en la población pobre también involucra a otros distritos, pero tiene epicentro en la Ciudad”, por lo cual el presidente se comprometió a transmitir “nuestras preocupaciones y propuestas al Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta”.

 

En este sentido, Muiños hizo hincapié en “la falta de protocolización por parte del GCBA, ya que a partir del programa Detectar que lleva a adelante el Gobierno nacional en conjunto con otros distritos, el GCBA no ha protocolizado la identificación del caso, la comunicación a la persona, en qué lugar se espera el resultado y dónde hace el aislamiento. Esto provoca que los casos se disparen aún más y por fuera de la villa, específicamente en los hospitales, exponiendo a pacientes con otras patologías y al personal de la salud. Este fue un reclamo que realizó la organización La Garganta Poderosa y coincide con el proyecto de Ley que presenté para que cada barrio popular tenga su Unidad Febril de Urgencia y su Unidad Transitoria de Aislamiento”.

 

“Por último, expresamos nuestra preocupación por la falta de alimentos y cómo llegan; la falta de acceso o presión de agua en varios barrios de la Ciudad y las problemáticas que se van a sumar en el invierno: el riesgo eléctrico, la falta de gas y el refuerzo de algunos programas que atiendan a la población que ya estaba en condiciones de informalidad laboral y hoy está sin ingresos”, concluyó la legisladora.