Detención de banda turca en Puerto MaderoMomento de la detención de la banda.

Dos de los líderes de una organización criminal turca sobre quienes pesaba un pedido de captura internacional, a solicitud de la justicia de su país, fueron detenidos por efectivos de la Policía Federal en Puerto Madero.
  

Agentes federales de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones lograron capturar a estos sujetos vinculados a varios delitos que en Turquía se investigan, como "Homicidio con premeditación", "infracción a la ley sobre armas de fuego", "Asociación ilícita para delinquir", "robo a mano armada", "privación ilegal de la libertad", "Tenencia de materiales peligrosos sin la debida licencia", "Homicidio doloso", "Amenazas" y "Compra, recepción y transporte de drogas adictivas".

 

La banda liderada por los detenidos cometió un total de 28 hechos delictivos en la República de Turquía, donde se logró la aprensión de 54 de sus integrantes por parte las fuerzas de seguridad de ese país y se logró el secuestro de tres fusiles AK47 y 35 de sus municiones, 12 fusiles de caza con 96 proyectiles, 21 armas de fuego sin registrar, 207 municiones, dos pistolas de fogueo y una granada de mano.

 

También pesa sobre ellos una acusación por la posición de 21 piezas de éxtasis para su comercialización en septiembre de 2012.

Noticias relacionadas

Detención de banda turca en Puerto Madero

A raíz de ello, el 17 de mayo del año pasado, las autoridades judiciales turcas solicitaron sus capturas internacionales, publicándose las notificaciones de Índice Rojo en los sistemas informáticos de la Organización Internacional de Policía Criminal (O.I.P.C.- Interpol), detallando los hechos.

 

Gracias al fluido intercambio de información con Interpol- Ankara (República de Turquía), se tomó conocimiento que los prófugos se encontrarían en la Argentina, procedentes de Panamá, utilizando identidades falsas.

Detención de banda turca en Puerto Madero

Con esa información, los uniformados efectuaron arduas tareas de campo durante varios meses para dar con el paradero de los sospechosos, estableciendo que los mismos se hospedaban en un lujoso hotel de Puerto Madero.

 

Con los datos obtenidos, los efectivos federales montaron un discreto operativo en la zona, logrando sus detenciones en inmediaciones de lugar donde se alojaban.

 

Los detenidos de 40 y 34 años, respectivamente, quedaron alojados en la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de la Policía Federal, a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal número 8, a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi.