Julieta Del Pino, femicidio en Santa FeJulieta del Pino.

Una joven de 19 años que permanecía desaparecida desde el viernes a la noche en la localidad santafesina de Berabevú fue hallada asesinada en las últimas horas y enterrada en un patio y su ex novio fue detenido.
  

Se trata de Julieta Abigail Del Pino, cuyo cuerpo apareció en ese lugar, perteneciente a la casa del ahora apresado, de 28 años, quien habría confesado el crimen.
  

La joven fue vista por última vez el viernes alrededor de las 23:00 cuando salió de su trabajo para dirigirse a su casa, donde nunca llegó.
  

Los familiares radicaron el sábado la denuncia por su desaparición y enseguida se iniciaron rastrillajes con la esperanza de encontrarla viva en Berabevú, un pueblo ubicado a 150 kilómetros al sudoeste de Rosario.
  

El cuerpo de Julieta fue encontrado enterrado en el patio de la vivienda del presunto homicida luego de un allanamiento ordenado por la fiscal en turno de Melincué, Susana Pepino, quien está a cargo de la investigación.
  

Los efectivos policiales que participaron del operativo hallaron a la víctima con la ayuda de perros buscadores de personas que lo condujeron al lugar donde el criminal intentó ocultar el cadáver.
  

Noticias relacionadas

Según trascendió, Delpino habría sido detectada por una cámara de seguridad a pocas cuadras de su casa mientras se desplazaba en su bicicleta, por lo que se presume que el homicida podría haberla interceptado con su auto para obligarla a subir y luego llevarla a la casa donde apareció asesinada.

  

La joven atendía un kiosco frente a la plaza del pueblo y ese día se comunicó con su mamá para avisarle que preparase la cena que ya estaba en camino.
  

Tras hallar el cuerpo de la víctima, el detenido por el femicidio fue llevado a la comisaría de Chañar Ladeado, hacia donde se movilizó el sábado por la noche un grupo de vecinos para exigir Justicia.
  

La multitudinaria protesta motivó que las autoridades policiales decidan sacar al acusado de lugar vestido con ropa de policía para que no pueda ser reconocido por la gente, y llevarlo a un pabellón de mayor seguridad hasta tanto la fiscal interviniente lo impute y se determine seguramente la prisión preventiva.
  

En las redes sociales, se viralizó un texto que representaba la reconstrucción de lo vivido por Julieta, bajo el título "Lo cuento yo porque Julieta Delpino no puede".
  

"Salí de casa como todos los días, era un lindo día, hacía un poco de frío, me abrigué y salí en bici con la compañía del solcito hasta mi trabajo. Llegué al kiosco, la gente conocida de siempre, con barbijos y respetando la distancia. Pasaron las horas, con hambre le escribí a mamá que me caliente la comida, que terminaba y salía para casa. Agarré mi bici y partí para mi casa pero dos cuadras antes me esperaba el peor destino, estaba Cristian R. en su auto, me metió dentro de él a la fuerza. Mi mamá mientras tanto me estaba esperando con la comida calentita como yo le había pedido. Pasaron las horas y mamá empezó a preocuparse, me llamó y mi celular estaba apagado. Me salió a buscar por todo el pueblo, todo el pueblo salió a buscarme; quizá tenían la esperanza de encontrarme de alguna amiga pero yo nunca me iba sin avisar antes. Mami no llores, acá estoy. Cristian R. me secuestró, violó y enterró en su patio".