Julieta del Pino, asesino, femicidioJulieta Del Pino y su femicida.

Pasaron apenas poco más de siete días desde que se haya encontrado del cuerpo sin vida de Julieta Del Pino, y en ese doloroso contexto Adrián del Pino y Fabiana Morón encabezaron dos marchas pidiendo justicia por el femicidio de la joven, su hija. Pero en medio del inmenso dolor, en una entrevista televisiva, la pareja contó que el detenido por el femicidio se ofreció a buscarla y dio una perversa respuesta en el momento en que le preguntaron si sabía a dónde podría haber ido la chica.

 

"Esta persona trabajó toda la mañana con el hermano de Julieta y cuando él le preguntó si sabía dónde estaba la hermana, si la había visto y Cristian Romero le respondió: "No sé, andá a saber con quién se fue'", dijo la madre de la víctima. Y agregó a su dramático relato: "Él la tenía enterrada en el patio de la casa".

 

Julieta Del Pino, de 19 años de edad, desapareció el viernes 24 en horas de la medianoche en la localidad de Berabevú, provincia argentina de Santa Fe. Esa noche terminó de trabajar, le envió un mensaje a su madre para decirle que iba hacia su casa y pedirle que preparara la cena.

 

Noticias relacionadas

Sin embargo, Julieta jamás llegó a su hogar y allí comenzó el drama para su familia. Dos días después, la policía dio con su cuerpo enterrado en el patio de la casa de Cristian Romero, quein es actualmente el único detenido por el femicidio.

 

La autopsia arrojó un resultado claro y contundente: la joven fue golpeada y estrangulada, y también descartó de plano que haya sido apuñalada. Tampoco se pudo confirmar si efectivamente había sido previamente violada.

 

El hombre detenido es casado y su esposa está embarazada. La vivienda en la que fue ubicado el cuerpo sin vida de Julieta era la misma en la que vivía con su pareja.

 

Según la familia de Julieta, el detenido es el auténtico y único culpable por el tremendo femicidio y -por supuesto- exigen justicia. "Nosotros esperamos cadena perpetua, no tiene que salir más", dijo la madre de la víctima, quien destacó el trabajo hecho por los jueces como por los fiscales y la policía para juntar pruebas: todavía falta encontrar la bicicleta de su hija y algunas pertenencias. No se descarta que pueda haber algún otro involucrado en el crimen.

 

La Jueza Penal de Melincué Silvina Marinucci, dispuso la prisión preventiva para Romero, y la causa fue caratulada como "homicidio agravado por el vínculo, en contexto de violencia de género".

 

Para Fabiana, el asesino "se ensañó o se obsesionó" con su hija. Ella asegura que no desconfió jamás de él porque era compañero de trabajo de su hijo, ambos eran albañiles, y solía ir a su casa a tomar mate con ellos o a buscar algo para llevar a la obra.

 

"Nunca fueron novios", dijo, muy dolida, la madre de la víctima sobre las primeras versiones que afirmaban que el asesino había sido novio de la víctima.