Coronavirus en China, REUTERSControles en China, REUTERS.

La ciudad china de Qingdao dijo que someterá a pruebas de coronavirus a sus nueve millones de habitantes, después de que detectó 12 nuevas infecciones que vinculadas a un hospital que estuvo tratando a pacientes procedentes del exterior.

 

La infecciones diarias de coronavirus en la China continental han caído drásticamente desde inicios de la epidemia en diciembre, que apareció primero en la ciudad de Wuhan. China no había reportado transmisiones locales del virus desde inicios de agosto, pero se ha mantenido en alerta.

 

Qingdao informó el domingo de seis nuevos casos de COVID-19 y seis infecciones asintomáticas, todas relacionadas con el Hospital Toráxico de la ciudad, que estableció un área aislada para tratar por coronavirus a personas contagiadas fuera del país.

 

Noticias relacionadas

La fuente específica de la infección está siendo investigada, dijo el domingo la autoridad municipal. Las pruebas a todos los residentes de la ciudad se realizarán en un periodo de cinco días, indicó.

 

Los nuevos casos de COVID-19 corresponden a actuales o antiguos pacientes del Hospital Torácico, a personal del centro de salud o sus familiares. Uno de los casos asintómáticos fue detectado en un conductor de taxis cuya esposa trabajaba en el hospital y que fue también contagiada.

 

Qingdao dijo que ha aislado al Hospital Torácico y al departamento de emergencia del principal hospital de la ciudad, que era visitado por el conductor de taxis. Los edificios que albergan a las personas contagiadas también fueron puestos en confinamiento como parte de las medidas de contención municipales.

 

Las nuevas infecciones se producen poco después de que China finalizara las celebraciones por la Semana Dorada, que permitió a millones de personas trasladarse por el país.