Consumo energía - economíaEnergía.

Desde del lunes 1 de marzo, la Secretaría de Energía eliminará un subsidio a la electricidad de grandes industrias y comercios de todo el país.

 

Se trata del beneficio en el costo mayorista de la energía eléctrica de unos 2900 Grandes Usuarios que consumen más de 300 kilovatios (kW) de potencia y la pagan a la distribuidora (denominados GUDIs).

 

Ahora y siguiendo cálculos oficiales, tendrán aumentos en sus boletas de entre 35% y 50%.

 

Noticias relacionadas

Según informan desde el Gobierno, se busca lograr un importante ahorro fiscal calculado, extraoficialmente, en unos $ 20.000 millones.

 

Se trata de una corrección de un "manifiesto tratamiento desigual en materia de costo de la energía eléctrica que había entre usuarios de más de 300 Kv diarios", según informó oficialmente hoy el Gobierno. Pero tendrá fuerte impacto en grandes industrias y comercios.

 

A partir de marzo, el Precio Estabilizado de la Energía (PEE) en las horas pico, resto y valle subirá un 89%, el Fondo Nacional de la Energía Eléctrica pasa de $ 80 a $ 160, según lo establecido en la Resolución 131 y su anexo, tal el documento que firmó el secretario del área, Darío Martínez este lunes.

 

Por su parte, el Precio de Referencia de la Potencia (POTREF) se mantiene en $ 80.000 por megavatio-mes.

 

Según detallan expertos, la parte mayorista de las facturas de estos grandes usuarios representa entre el 30% y el 50% del total, dependiendo cada distribuidora y los impuestos provinciales y municipales. Gobierno estiman que el alza rondará el 35% a 50% final.

 

Según la decisión de Energía, quedaron fuera de la resolución a organismos y entes públicos que presten los servicios de salud y educación.

 

Desde el Gobierno informaron que "hasta ayer existían en Argentina menos de 2900 grandes consumidores sobre unos 650.000 pequeños y medianos comercios, talleres, industrias y prestadores de servicios, que tenían un subsidio que significaba un diferencial de costos y un beneficio con respecto a sus competidores en la provisión de los mismos bienes y servicios. Estas industrias beneficiadas iban desde fábricas automotrices hasta grandes espacios comerciales, incluso petroleras".

 

"Hemos tomado esta medida para remediar inequidades que provocaban distorsiones en el costo de la electricidad entre empresas de similares tamaños y actividades, algunas de las cuales pagan el precio monómico y no tenían acceso a la tarifa subsidiada, de la que gozaban sus competidoras", dijo Martínez.