Trenes - paro CGT

Un hombre que está preso desde diciembre de 2016 habría sido el autor de las amenazas de bomba realizadas a los trenes el día del paro del 30 de abril último.


Según confirmaron fuentes policiales, tras la investigación realizada se pudo determinar que el autor de las amenazas de bomba a la estación Once (Ferrocarril Sarmiento) y Estación Retiro (Ferrocarriles Mitre, Belgrano y San Martin) es una hombre que está preso por "robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda", y a disposición del Juzgado Nacional de Ejecución Penal Nº 5.


El pasado 30 de abril, el Servicio de Emergencias 911 recibió el llamado de un hombre que amenazó con la colocación bombas en las estaciones de Once y Retiro.


Ante este hecho, personal de la División Investigación de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la Dirección General de Seguridad de Estado, procedió a realizar tareas investigativas relacionadas con la línea telefónica desde donde se produjo el llamado, y se estableció que la misma correspondía a un penal.


Ante esta situación, se requirió a dicho establecimiento carcelario las cámaras de seguridad instaladas en el lugar y las personas con acceso a dicha línea telefónica.


Del análisis efectuado de las cámaras y del listado aportado, se identificó a un sujeto que, justamente a la hora del hecho, estaba hablando por teléfono.

Noticias relacionadas


Por otra parte, y tras intervenir dicha línea telefónica con escucha directa, surgió una comunicación de un interno hablando con una mujer a la que le confesaba ser el autor de las amenazas.


Una vez identificado el interno, tomó intervención el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 10 a cargo del juez federal Julián Ercolini, quien dispuso imputarlo por el delito investigado.
El pasado 30 de abril, las cabeceras de Plaza Constitución, del ferrocarril General Roca, de Once (tren Sarmiento) y de Retiro debieron ser evacuadas a causa de las amenazas recibidas de manera anónima.


En el caso del tren Roca, recibió una triple amenaza de bomba por la supuesta presencia de artefactos explosivos en las estaciones de Constitución, Lanús y Temperley, pero la advertencia terminó siendo falsa.


En tanto, horas más tarde se registraron situaciones similares y complicaciones con el servicio, por amenazas anónimas, en los ferrocarriles San Martín, Belgrano Norte, Sarmiento y General Mitre, que también resultaron falsas.