La neblina provocó demoras y desvíos en vuelos en Ezeiza	La neblina que se presentó en la Ciudad de Buenos Aires complicó la operatividad de los vuelos que tenían previsto llegar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza el domingo por la noche y el lunes por la madrugada. 

Varios arribos tuvieron que desviarse por las malas condiciones climáticas que se presentaron en las últimas horas. 

​Por ejemplo, un vuelo de LATAM, proveniente de San Pablo, no tuvo grandes demoras, pero cambió su destino debido a que tocó tierra en el aeroparque Jorge Newbery, cerca de las 21:20. 

Mientras que otro vuelo de Avianca, que debía completar la ruta Bogotá-Ezeiza a las 21:49, navegó en círculos a la altura de Chivilcoy y finalmente aterrizó en Rosario a las 23:24. Allí también se recibió el domingo un vuelo de Cubana de Aviación, procedente de La Habana, y otro de la aerolínea Azul, desde Belo Horizonte, llegó el lunes en las primeras horas. 

Por su parte, se conoció que dos servicios de la aerolínea GOL, provenientes de San Pablo y Río de Janeiro, debieron regresar a sus puertos de partida cuando sobrevolaban el sur de Uruguay. 

Otros vuelos afectados por la neblina fueron de las aerolíneas Austral y Sky Airline, que deberían haber llegado a las 20:45 y a las 23:15 del domingo respectivamente. Sufrieron demoras y aterrizaron con dos horas de demora de lo pautado. 

Por otra parte, el mal clima generó cancelaciones de servicios. 

Noticias relacionadas

Los inconvenientes iniciaron el domingo por la tarde, con los desvíos de los vuelos de Austral que venían de Córdoba y Ushuaia y el de LATAM que venía de Río de Janeiro. Mientras que en la madrugada del lunes el aeropuerto se vio cubierto por una densa capa de niebla que dificultaba la visibilidad. 

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la temperatura durante la mañana y el mediodía del lunes oscilará entre los 12 grados, con un cielo mayormente nublado. Por la tarde, la nubosidad se reducirá un poco y para la noche, hay probabilidad de lluvias aisladas. 

La neblina provocó la preocupación de pasajeros que debieron llegar más tarde de lo previsto a sus destinos.