Blanca CottaBlanca Cotta

La cocinera Blanca Cotta falleció a los 94 años. Fue una indiscutida intérprete y divulgadora de esa dinastía de cocineras, a la cual supo transferirle un toque y un estilo propios a lo largo de la historia.

 

Cocinera reconocida, escritora de grandes libros de cocina, dibujante, guionista, narradora divertida y didáctica a la hora de transmitir sus recetas. Su pluma tocó el punto más alto en su recordada columna “De aquí, de allá y de mi abuela también”, publicada por décadas en la revista Clarín de los domingos.

 

Creció en Quilmes, ciudad que adoptó como propia. Fue allí donde se recibió de maestra con medalla de oro. También fue profesora de Letras, pero en aquellos tiempos, en un mundo reservado a los hombres, esos méritos apenas le alcanzaron para un empleo como preceptora. Sin embargo, pronto se acercó al mundo de la gastronomía y al placer de difundirla de un modo práctico. 

 

Noticias relacionadas

Fue una de las pioneras de los programas dedicados a la mujer: en los años 60 ya se desempeñaba como jefa de redacción y guionista del programa "Buenas Tardes, Mucho Gusto", un éxito rotundo en los tiempos de aquella televisión primera. Allí trabajó con grandes cocineros como la ya nombrada Doña Petrona, Marta Beines, Chichita de Erquiaga, Cholly Berreteaga, Ketty de Pirolo y Miriam Becker, entre otras. 

 

Con recetas suyas (o recreadas con su talento), los coleccionables, fascículos con papel ilustración, batieron récords de ventas por años. Aún hoy, continuaba en “Viva” con su columna, brindando consejos y comentarios, para ella “un lugar en el que domingo a domingo me reencuentro con mis amigos y amigas invisibles, lectores que me acompañaron en el diario durante casi medio siglo”.