Facundo Arana y Rodrigo de la Serna en Podemos Hablar	Facundo Arana y Rodrigo de la Serna en Podemos Hablar

Un conmovedor relato terminó vinculando a Facundo Arana y a Rodrigo de la Serna sin que ellos lo supieran en el programa PH de este sábado.

 

Todo comenzó cuando Arana recordó a Cali, un amigo de toda la vida que lo acompañó mientras sufrió cáncer de joven.

 

Mientras contaba la historia, Rodrigo de la Serna lo sorprendió al conocer a la hija de ese amigo entrañable.

 

Noticias relacionadas

"Cali era mi amigo, yo no tenía más amigos. Fue el que me llevó a estudiar teatro a los 15 años. Cali fue un alma absolutamente evolucionada en este mundo loco. Era absolutamente romántico, escribía como los dioses, como Borges, realmente. Y yo quería dibujar, entonces nos sentábamos frente a frente, con el mate, los puchos, y él escribía y yo dibujaba", recordó Facundo en el transcurso del programa.

 

En ese momento, De la Serna lo interrumpió y le dijo: "Pará... la hija de él es Loli, y es la novia de mi hermano".

 

Sorprendido, Arana abrazó a de la Serna porque de hecho, no se conocían hasta antes del programa: "Uf... me perdí, me quedé acá", dijo Arana antes de continuar el relato.

 

"Un día viene Cali y me dice 'tenemos que estudiar teatro'. Me insistió dos meses y me llevó a la clase de teatro de Alicia Muzio", reveló.

En ese marco, Arana recordó a su amigo como un incondicional. Cuando estaba enfermo de cáncer y recibía quimioterapia, "la caída del pelo era un tema en casa", dijo.

 

"Porque son momentos en que vos te estás aferrando a la vida y no querés que se vaya nada, porque cada cosa que se va es una menos que te queda. Yo estaba muy preocupado. Un día tocan el timbre y aparece Cali pelado, era un chico de 17 años. Y le digo '¿qué hacés?' y me dice 'te acompaño'. Él iba al colegio y lo reventaban de chico, pero nunca le dijo a nadie la razón por la que él se afeitaba la cabeza, y se afeitó sistemáticamente hasta que a mí me empezó a crecer el pelo", agregó Arana con emoción, quien además confesó que un día Cali lo convenció de escribir un testamento.

 

"Escribimos el testamento, y yo me curo, pero el 12 de diciembre del año siguiente él se muere de una aneurisma", contó.

 

"Me llama la mamá y me dice 'che, ¿es posible que Cali haya escrito un testamento?'. Así había sido, "le había dejado a cada uno de sus familiares una frase, escritos borgianos, y había dejado además una hija que es ahora la novia del hermano de él", completó.

 

"Ella siempre me habla de vos, me cuenta estas historias, yo esto ya lo sabía de boca de ella", agregó de la Serna.

(Video Gentileza Telefé)